Controlan el uso de semilla ilegal

20-05-2016
Compartir

El Gobierno Nacional publicó ayer en el Boletín Oficial la Resolución 149/2016 elaborada por el Instituto Nacional de Semillas (INASE), que dispuso que a partir de la campaña 2016/2017, los productores de trigo deberán presentar una declaración jurada con información y documentación sobre el origen de la semilla empleada. El procedimiento deberá realizarse cuando el monto de la facturación anual supere tres veces el monto correspondiente a la categoría más alta del monotributo.

En tanto, los usuarios de la semilla de trigo pasarán a integrar un Registro de Usuarios de Semillas, a menos que ya estén inscriptos en el Registro Nacional de la Agricultura Familiar (RENAF), y deberán enviar los datos antes del 31 de agosto de cada ciclo agrícola, en la que tendrán que detallar también la ubicación del predio, superficie sembrada y variedad y kilogramos del producto utilizado. De esta manera, y luego de cumplir con los requisitos, el INASE entregará al productor el certificado de semilla de trigo de uso propio y lo habilitará a rotular los envases.

Con esta medida, el Gobierno busca “contar con mayor información confiable a efectos de transparentar y hacer más equitativo todo el sistema de producción y comercialización de semillas de uso propio, y a la vez de facilitar el control y fiscalización de la actividad por parte de la autoridad de aplicación de la ley de semillas”.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés