La Legislatura aprobó la construcción de torres en Costanera Sur

Con el respaldo del oficialismo, se avaló el convenio urbanístico que avala la construcción de edificios en la Costanera Sur.

19 de agosto, 2021

La Legislatura le dio media sanción a la construcción de torres en Costanera Sur

La Legislatura porteña ratificó el convenio urbanístico entre el Grupo IRSA y el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta para autorizar la construcción de edificios de hasta 45 pisos en la ex Ciudad Deportiva de Boca, un predio de 71 hectáreas ubicado en la Costanera Sur.

Con 37 votos a favor y 20 en contra, el oficialismo porteño logró sancionar el acuerdo con IRSA para levantar la urbanización promovida por la empresa como “Costa Urbana”. Los votos afirmativos para el proyecto fueron de los diputados de los bloques Vamos Juntos, UCR-Evolución y Partido Socialista; mientras tanto, los votos en contra, en cambio, fueron de los bloques del Frente de Todos y el Frente de Izquierda.

Según sostienen los bloques de la oposición, este sería el primer barrio privado de la Ciudad de Buenos Aires, el cual requerirá una inversión de US$ 1.600 millones de dólares y se llevará a cabo sobre un predio de más de 70 hectáreas de cara al río, en un área contigua a la Reserva Ecológica y pegada al Puerto Madero.

Sobre el proyecto, desde el Frente de Todos (FdT), principal bloque opositor en la Legislatura, el diputado Javier Andrade advirtió: “Con este mega emprendimiento, Larreta consolida su modelo urbano: una ciudad que garantiza los espacios verdes y el acceso al río a las minorías privilegiadas, y donde la vivienda es utilizada como negocio y reserva de valor por unos pocos”.

En cambio, desde el bloque oficialista Vamos Juntos (VJ), el diputado Daniel Del Sol dijo que este convenio urbanístico es parte de un “plan de desarrollo urbano y sustentable cuyo objetivo es desarrollar el área sur de la ciudad, crear espacio público de calidad, incrementar los espacios verdes de acceso libre y gratuito y generar fondos para enfrentar la crisis generada por la pandemia”.

El convenio incluye cambios al tipo de uso del suelo del predio que, en la actualidad, solo tiene autorización para actividades deportivas, y habilita la construcción de edificios que tengan como máximo 145 metros de altura. A cambio, IRSA se compromete a ceder el 67% del predio para que sea un parque público y a hacerse cargo de su mantenimiento por 10 años.

El predio conocido como ex Ciudad Deportiva fue cedido en 1964 por el Estado nacional al club Boca Juniors con la condición de que allí se desarrollaran actividades deportivas y que no fuera vendido a privados.

Sin embargo, en 1982, la municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires le otorgó la posesión legal del terreno al club de fútbol, que en la década de 1990 lo vendió a la sociedad Santa María del Plata, cuya mayoría accionaria fue luego adquirida por Irsa.

Ante la aprobación de la Legislatura porteña del proyecto más grande que llevará a cabo la empresa, los mercados reaccionaron de forma positiva. En la Bolsa de Buenos Aires, las acciones de IRSA subieron 3,4%, mientras que los papeles que operan en Wall Street (ADR) aumentaron 2%.