Los medicamentos subieron 31% en el primer semestre

En el primer semestre, según un relevamiento de Ceprofar: casi 6 puntos más que la inflación.

20 de julio, 2021

Los medicamentos subieron 31% en el primer semestre

El proceso de aceleración de la inflación desde mediados de 2020, que continuó con altos niveles en el primer semestre de 2021, encareció muchos productos que se podrían considerar esenciales. Uno de ellos fue el segmento de los medicamentos, que vienen aumentando por encima del promedio general.

Según el último informe del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar), el precio de la canasta de medicamentos más vendidos en Argentina escaló 31% durante el primer semestre de 2021. Este porcentaje representó 5,7 puntos porcentuales más que el IPC que estimó el Indec para ese período (25,3%).

Cabe recordar que a lo largo de 2020 la misma canasta de remedios se había encarecido 46%, casi diez puntos más que la inflación del año pasado. “Los medicamentos que más aumentaron en la primera parte del año fueron los pediátricos, con 33,3% para el primer semestre del año”, resaltó Ceprofar.

En segundo lugar de los aumentos quedó la canasta de remedios de venta libre, con 30,6%. Luego siguieron los recetados, con una suba promedio del 29,7%; en este segmento hay “picos” de alzas del 39%.

Entre los medicamentos de venta libre, los tres que más subieron fueron el colirio descongestivo, con 37,4%. En segundo lugar se posicionó el paracetamol, con el 33,1% y luego el ibuprofeno, con 30%. Entre los medicamentos expendidos bajo receta, los que más subieron (en la canasta de los más vendidos) fueron el alprazolam (+35,1%) y el clonazepam (+31,1%).

Diferencias entre marcas

El relevamiento también indicó que hay una gran diferencia entre los precios de remedios de distintas marcas pero que tienen el mismo principio activo. Muchos de ellos son necesarios para tratamientos de enfermedades crónicas de alta incidencia sanitaria.

En algunos casos el precio se triplica y hasta cuadruplica, en medicamentos que son muy usados. Estos medicamentos no son novedades terapéuticas y hace muchos años que están en el mercado. Además, se verifica que las marcas más conocidas son las más usadas, las que más se recetan, y las que más aumentan, incrementándose de esta forma el costo que deben afrontar los pacientes y también la seguridad social”, afirmó el reporte de la entidad farmacéutica.

El fenómeno no es nuevo: ya en el año 2019, los precios de los remedios crecieron el doble que la inflación. Contra un IPC que se elevó 53,8%, los medicamentos lo hicieron en 111%, en base al relevamiento de la propia Ceprofar.

De acuerdo a los laboratorios, los incrementos se dan en medio de una economía que corre con una inflación del 50% interanual, aproximadamente, a los que deben añadirse costos propios, como el encarecimiento de los embalajes (cartón y aluminio) y los costos de la logística, impactados por la pandemia.

También se debe tomar en cuenta en el análisis, que si bien los medicamentos están aumentando en los dos últimos años por sobre la inflación, la situación es distinta a la que se observó en el período 2016-2019. “En ese momento la magnitud de los aumentos en los medicamentos era mucho mayor por sobre el índice general de precios; no obstante, los incrementos de esos años no se han retrotraído y se han ido acumulando más aumentos”, concluyó Ceprofar.