Francisco dará un mensaje a los empresarios argentinos en el encuentro anual de ACDE

Elencuentro que contará con un mensaje del Papa Francisco analizará cómo llevar adelante “un capitalismo más humano”. Además, ACDE celebra el centenario del nacimiento de su fundador, el “venerable” Enrique Shaw.

29 de junio, 2021

Francisco dará un mensaje a los empresarios argentinos en el encuentro anual de ACDE

La Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) celebrará, en forma virtual y sin cargo, el XXIV Encuentro Anual el miércoles 30 de junio y el jueves 1° de julio, de 9 a 13 horas. El tradicional encuentro empresario se iniciará con un mensaje del Papa Francisco a los empresarios argentinos. Será el miércoles a las 9.05.

Con el propósito de “contribuir a la generación de un nuevo ciclo virtuoso que promueva el bien común y construya confianza social”, el lema del XXIV Encuentro Anual de ACDE será “Hacia un capitalismo más humano”.  Contará con la presencia de dirigentes políticos, empresarios, líderes sociales y sindicalistas, quienes debatirán y brindarán su testimonio durante las dos mañanas que durará el evento. En 2021, ACDE celebra el centenario del nacimiento de su fundador, el “venerable” Enrique Shaw.

El primer gran encuentro empresarial del año parte del interrogante general respecto de cómo el capitalismo debe evolucionar para lograr generar prosperidad y desarrollo para todos, mitigando los daños económicos y sociales que se han acentuado por la pandemia. El XXIV Encuentro Anual de ACDE busca ir en línea con la Doctrina Social de la Iglesia Católica que comprende que “la capacidad propulsora de una sociedad orientada hacia el bien común y proyectada hacia el futuro se mide, sobre todo, a partir de las perspectivas de trabajo que puede ofrecer”, como generar inversión y trabajo.

Los paneles

La mirada cristiana de la economía y la sociedad. Disertarán Marina Dal Poggeto (EcoGo), Roberto Vassolo (economista del IAE Business School) y P. Agustín Zampini (Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral del Vaticano).

Construcción de confianza entre sindicalistas y empresarios. Allí hablarán Cristian Jerónimo (Juventud Sindical Nacional) y Marysol Rodríguez (UIA Joven), con la moderación de Candelaria Fernández (Generación 2040)

El valor y los desafíos de la economía social. Emilio Pérsico (Movimiento Evita) y María Migliore (Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat del GCBA) serán los oradores, bajo la moderación de Carolina Biquard (Fundación Compromiso)

El poder de las pymes para generar empleo. Gerónimo Frigerio (gf Consulting Group) y Carolina Castro (Industrias Guidi) hablarán y serán moderados por el abogado agropecuario Juan Vaquer.

Promoción del Bien Común, crear empleo. Juan Martín de la Serna (Mercado Libre), Nicolás Braun (La Anónima) y Rosana Negrini (Agrometal) expondrán sus visiones, con la moderación de Luz Borchardt (Henry).

Promoción del Bien Común, invertir. Juan Bosch (SAESA), Gastón Irigoyen (Pomelo) y Verónica Marcelo (Natura) serán los oradores y la moderación estará a cargode Federico Poletto (MDZ).

Un testimonio que nos interpela. Allí, la palabra será de Immaculeé Ilibagiza, conferencista y escritora ruandesa.

Construcción de confianza social. Delia Ferreira Rubio (Transparencia Internacional), Rab. Alejandro Avruj (Comunidad Amijai) y Joan Melé (Fundación Dinero y Conciencia) serán los expositores. Con la moderación de Julia Pomares (jefa de asesores del GCBA)

El presidente del encuentro, Ignacio Gorupicz, será el encargado de inaugurar el evento en la primera jornada y Gonzalo Tanoira (presidente de ACDE) tendrá a su cargo el cierre del evento en su segundo día.

“Durante nuestro XXIV Encuentro Anual buscaremos responder varias preguntas para iluminar un camino de encuentro en torno a un capitalismo más humano: ¿Qué debemos hacer mejor o distinto? ¿Cómo salimos de esta tríada de incertidumbre, desesperanza y desconfianza? Los argentinos partimos de una buena base como sociedad, pero también tenemos que ajustar nuestra brújula moral. Demasiadas veces calificamos como buenas o aceptables cuestiones que son nocivas: la viveza criolla que nos trajo la pobreza criolla, el seguir más a las personas que a las ideas, la inacción o pasividad ante la conducta inmoral, el buscar imponer nuestra libertad y nuestros derechos por sobre la libertad y los derechos del otro. Queda en cada uno de quienes adherimos a profundos valores cristianos y humanos – y en especial a quienes tenemos un rol de liderazgo – potenciar una construcción colectiva de un país con esperanza y confianza en el futuro. Se trata de una construcción de abajo hacia arriba, de cada uno en su metro cuadrado de influencia – una tarea literalmente de todos los días y a toda hora. ¿Qué esperanza puedo transmitir a los que me rodean? ¿Cómo puedo crear mayor certidumbre para los que dependen de mí?”, señaló Gorupicz, quien se desempeña en McKinsey & Company, donde es socio y líder de la práctica de transformación de las operaciones para América Latina Hispana. 

+ info

***

Shaw, “el empresario de Dios”

En abril, el fundador de ACDE, Enrique Shaw, fue declarado “venerable”. En la Iglesia Católica, un cristiano es declarado “venerable” cuando se demuestra, durante su proceso de beatificación, que ha tenido una vida conforme al Evangelio y el Papa por tanto declara sus “virtudes heroicas”. Este es el paso previo a que éste sea reconocido como beato, si la Iglesia reconoce un milagro obrado por su intercesión. En ese caso, Shaw podría convertirse en el primer empresario beato del mundo. 

En el terreno profesional, Shaw se destacó como Gerente General de Cristalerías Rigolleau, la icónica empresa que había fundado León Fourvel Rigolleau en 1882 con 17 años de edad. “Más de 250 empleados se acercaron a donarle sangre cuando un cáncer comprometió su vida a temprana edad”, cuenta La Nación, como ejemplo de su relación con sus pares. Unos años antes, en 1945,  Shaw había sentido que Dios lo llamaba a cumplir una misión especial. Pensaba en hacerse obrero por su vocación apostólica y social, pero un sacerdote lo persuade que debe llevar el Evangelio al mundo empresario. 

Además de Rigolleau, entre las múltiples entidades en las que actuó, se destacan la Acción Católica y el Movimiento Familiar Cristiano. Junto con otros empresarios participa en la organización de ayuda a la Europa de posguerra que en 1946 promueve el Episcopado argentino, respondiendo al llamado de Pío XII, e intenta crear una entidad para que los empresarios “sean más cristianos”. 

Con el estímulo del Canónico Cardijn funda en 1952 la actual Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) y en intensa acción evangelizadora dirigida al país y América Latina promueve el ingreso a UNIAPAC (Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa). En 1957 se le detecta un cáncer incurable y acepta “con cristiana serenidad esta dura prueba e inicia una tenaz lucha contra la enfermedad”. Sigue participando en congresos, dicta conferencias, edita publicaciones, redacta manuscritos aún inéditos. Integra como Tesorero el primer Consejo de administración de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA). Participa en la fundación del Serra Club. Presidente de los Hombres de Acción Católica en 1961, ese mismo año será expositor en el Congreso Mundial de UNIAPAC celebrado en Chile. 

Su salud empeora en 1962 pero no declina hasta el final de su labor de dirigente. El último de sus valiosos y originales escritos “… y Dominad la tierra…” data de marzo de 1962. Ese mismo año, el “empresario de Dios”, fallece un 27 de agosto. En 2021 se cumplen 100 años de su nacimiento.