Avalancha de más $335.000 millones para julio: ¿irá a consumo, tasa o dólar?

22 de junio, 2021

Avalancha de más $335.000 millones para julio: ¿irá a consumo, tasa o dólar?

Se viene un julio “dulce”. En términos relativos a los meses previos, desde ya. Se viene una avalancha de pesos. Entre aguinaldos, devoluciones de Ganancias, bonos a jubilados de la mínima y programas sociales, se inyectarán más de $335.461 millones de pesos a la calle. La pregunta inmediata es a dónde irán los pesos en aquellos sectores donde la suba de los ingresos disponibles permite algún excedente.

Seguramente, la expectativa del Gobierno es que vayan a consumo, impulsando la demanda. Más consumo, más ingresos, y a su vez más consumo, es el pensamiento de una parte del gabinete. La política mira con buenos ojos ese ‘círculo virtuoso’ de cara a la contienda electoral. Tampoco le disgustaría demasiado que se dirijan al ahorro, siempre y cuando ese ahorro se canalice a través de instrumentos que el Tesoro ofrece para financiar el gasto, es decir, bonos soberanos en pesos. En parte, ahora también esto aplica para el plazo fijo, cuya integración de encajes los bancos pueden hacerla con esos mismos títulos, gracias a la medida que el BCRA dispuso y que permite hacer el swap con Leliq”, señala un trabajo de Econviews

Avalancha de más $335.000 millones para julio: ¿irá a consumo, tasa o dólar?

Lo que esta fuera del menú de opciones deseadas por el Gobierno es que los pesos alimenten una dolarización y, por ende, presionen la brecha cambiaria. 

En un año en el que el turismo está vedado o altamente limitado, los electrodomésticos son la primera opción para “hundir” ese extra de ingresos que se percibe tanto en julio como en diciembre. La estacionalidad del consumo de electrodomésticos coincide con los pagos del aguinaldo y con los cambios de estación. “Si miramos las búsquedas a través de Google de tres de los ‘caballitos de batalla’ de la línea blanca de electrodomésticos, vemos que los lavarropas en invierno y las heladeras en verano son los candidatos puestos. En junio la cafetera es un top en búsquedas, cuando apenas empieza el frío, pero es un gasto más chico que no necesita esperar al aguinaldo”, dice el trabajo. 

Los servicios (restaurantes y esparcimiento) también podrían sentir un impulso, ayudados por cierta reapertura de las actividades.

Una opción más “sofisticada” podría ser una inversión. ¿Tasa o dólar? El verde siempre tira, pero el BCRA mantiene el oficial planchado y, si bien se espera alguna suba en los paralelos, la autoridad tiene armas para contener la brecha y evitar que supere el 75%. Las tasas en pesos no son maravillosas pero, en un contexto de inflación levemente en baja, puede ser una opción. 

“Pensamos que una buena parte de la plata que se volcará a la calle en julio irá a consumo mientras que otra menor irá a ahorro, dentro de la cual no descartamos una mayor dolarización, aunque las tasas en pesos son relativamente atractivas ante un proceso de desaceleración de la inflación que vemos para adelante y con un BCRA decidido a ponerle un techo a las cotizaciones paralelas”, resume Econviews.