Tres años consecutivos con el PIB en baja: la caída acumulada es de 14%

27 de enero, 2021

Tres años consecutivos con el PIB en baja: la caída acumulada es de 14%

La recuperación de la economía continuó en noviembre, aseguró ayer el Indec a través de su Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE). La caída interanual siguió (-3,7%), pero el dato más seguido (la evolución contra el mes previo) mostró una mejora de 1,4% contra octubre.

Ambos guarismos fueron bajos. Por un lado, el -3,7% fue la menor caída desde marzo y, por el otro, el 1,4% fue el meno desde mayo, cuando la economía empezó a salir, lentamente, del pozo de abril. Así, el EMAE sin estacionalidad  acumula 7 meses consecutivos de crecimiento y se ubica solo 3,3% por debajo del nivel de febrero pasado. En el acumulado hasta noviembre, la economía cayó 10,6% interanual.

Por sector de actividad, crecieron cuatro de los 15 sectores (en octubre, creció solo uno) a nivel interanual. Intermediación financiera lideró el crecimiento con 11,7%, seguido por comercio (3,9%), industria (3,7%) y electricidad, gas y agua (1%). Estos últimos tres sectores se recuperaron de la caída de octubre. La industria tuvo el mayor crecimiento desde abril de 2018. Entre los sectores que cayeron, todos desaceleraron su caída, excepto el agro, que la mantuvo en idéntico nivel: -0,6%. Hoteles y restaurants, por lejos, fue el más golpeado: sigue 53,2% debajo de su nivel de 2019. Le siguió transporte y comunicaciones, con una traspié de 18,2%.

“El ritmo de la recuperación es cada vez menor. A excepción de septiembre, que se aceleró reflejando la apertura de actividades que habían vuelto a fase 1 en agosto, la actividad parece estacionarse lentamente en niveles todavía muy bajos. Esto es evidencia de una recuperación con poco impulso más que de un crecimiento esperanzador y trae nuevamente a escena la recuperación con forma de raíz cuadrada inversa”, dijeron desde LCG. Aun con una nueva suba de la economía en diciembre, 2020 será el tercer año consecutivo en baja, acumulando una contracción de 14% en total. “En ese contexto, el PIB per cápita se habrá desplomado 17%, retrocediendo a niveles comparables con los de 1974. A todas luces, la pandemia dio el golpe de gracia a esta dinámica, pero vale recordar que el PIB per cápita muestra una tendencia decreciente desde 2011”, contextualizaron.

“De cara a 2021, esperamos una recuperación parcial y despareja, reflejada en un crecimiento en línea con el arrastre que deja la recuperación de la última parte de este año, que todavía no logra volver a los niveles prepandemia, aun cuando eran ya bajos considerando la caída de los dos años previos. Aún asumiendo que, en caso de una segunda ola de contagios, el Gobierno proceda con medidas distintas a una cuarentena estricta como la aplicada en el pasado, los drivers de crecimiento en medio de una macro todavía inestable no abundan. Sectores como la construcción, el agro y la agroindustria tienen las mejores perspectivas, pero no cuentan con el impulso necesaria y con los salarios deprimidos el sector servicios (más de la mitad del PIB) difícilmente pueda a un buen nivel. Nuestra proyección es de un crecimiento piso de 6,6% en 2021, lo que implicaría que hacia finales de este año la economía seguirá operando 10% por debajo del (último) techo alcanzado en noviembre 2017”, concluyeron.