En noviembre, según los privados, el IPC volvió a superar 3%

2 de diciembre, 2020

En noviembre, según los privados, el IPC volvió a superar 3%

Luego de que el Indec informara que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) en octubre se ubicó en 3,8% mensual en promedio, lo que confirmó una continuidad en la aceleración de los precios que se viene observando durante los últimos meses, en línea con la progresiva reapertura de gran parte de los sectores productivos y las flexibilizaciones a las restricciones a la movilidad, las consultoras privadas estiman que en noviembre la tasa volverá a ubicarse por encima del 3% mensual.

Según la estimación de Ecolatina, durante el mes pasado el índice general de los precios se ubicó en 3,4% en el índice general respecto a los niveles observados en octubre. No obstante, desde la consultora aclaran que siguen revisando los números, por lo que la variación final al cierre del reporte podría ser un poco menor.

“En líneas generales, la segunda quincena fue mucho más tranquila que la anterior, relacionado un poco con el ritmo del mercado cambiario. En la primera quincena, hubo al menos dos focos claros: lo que tiene que ver con consumo masivo, traccionado por el descongelamiento de Precios Máximos, y al mismo tiempo lo que pasaba con los transables, de la mano con el mercado de cambios paralelo que generaba una incertidumbre muy alta”, indicó Federico Moll, director de Ecolatina, ante El Economista.

De acuerdo con el economista, durante la segunda mitad de noviembre, luego de que en la primera observara un alza promedio de 4%, ambos focos se aminoraron bastante, sobre todo a través de la tranquilidad que se vio en el mercado cambiario paralelo. “Veremos cuánto puede llegar a durar esa tranquilidad. Pero esa tranquilidad se vio reflejada en ciertos precios de bienes transables e importados”, sostuvo.

Hacia adelante, la consultora estima que estos niveles podrían ser un piso: prevé que durante los próximos meses la inflación promedio mensual no se ubicará por debajo del 3%, ni siquiera con la “tranquilidad” que se observó durante las dos últimas semanas de noviembre. “Este año la inflación se contuvo y creemos que no debería cerrar más allá del 36%, pero para 2021 los focos de conflicto son muchos y difíciles de resolver. Lo más probable es que el próximo año la inflación se acelere”, estimó Moll.

“El dato oficial del IPC de octubre fue alto y creemos que noviembre tampoco traerá buenas noticias en materia inflacionaria. Nos preocupa la dinámica que pueda empezar a tomar la inflación, con la suba de precios en prestadoras de medicina prepaga, y el descongelamiento de tarifas está a la vuelta de la esquina”, advirtió Franco Mastelli, economista de la consultora LCG, en diálogo con El Economista.

Por su parte, la consultora Orlando J. Ferreres (OJF) estimó que durante el mes pasado el IPC registró un incremento de 3% en el nivel general respecto al mes anterior y acumuló un alza de 35% durante los últimos doce meses. De esta manera, durante los primeros once meses del año la inflación promedio acumuló un aumento de 29,8%, según indicó la consultora en un informe difundido ayer.

En cuanto a la inflación en la medición núcleo, Ferreres detalló que en noviembre arrojó una variación de 2,8% respecto a octubre, con lo que acumuló una suba de 36,4% durante los últimos doce meses. Respecto a los bienes y servicios regulados, durante el mes pasado estos registraron una variación de 2,4% mensual, mientras que los estacionales arrojaron un aumento de 5,8% mensual.

Rubros

Entre los principales rubros, Ferreres detalló que el de indumentaria encabezó los aumentos de noviembre al registrar un incremento de 6,8% en relación a octubre, seguido por equipamiento y funcionamiento del hogar, que mostró un incremento de 4,7% mensual, y por transporte y comunicaciones, que registró un alza de 4,4% en relación al mes anterior.

El rubro de esparcimiento registró una suba de 3,7% mensual. En tanto, el rubro más sensible, el de alimentos y bebidas, mostró en noviembre un incremento de 2,1% respecto a octubre, ubicándose esta vez por debajo del nivel general del IPC, lo cual no ocurrió en gran parte de los meses anteriores.

Según datos de la consultora LCG, durante la cuarta semana de noviembre el rubro de alimentos y bebidas presentó un aumento de precios de 2% respecto a la semana anterior, lo que indicó una aceleración de 1,1 puntos porcentuales en comparación con la variación registrada en la semana previa.

“En alimentos y bebidas, noviembre comenzó tranquilo y fue levantando temperatura. De hecho, notamos una aceleración semana tras semana, a diferencia de los meses previos, en los que la inflación semanal tuvo un comportamiento algo más errático”, señaló Mastelli.

Este rubro, según LCG, presentó una inflación mensual promedio de 3,3% durante las últimas cuatro semanas. El incremento acumulado de punta a punta (la cuarta semana de noviembre frente a la misma semana de octubre) es de 4%, según precisó en un reciente informe.