El mercado espera definiciones sobre el programa con el FMI

14 de diciembre, 2020

El mercado espera definiciones sobre el programa con el FMI

Ayer volvieron al país los funcionarios del equipo económico que a principios de diciembre viajaron a Washington para reunirse con los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco de las negociaciones entre las partes para avanzar en un nuevo programa crediticio. La misión argentina, encabezada por el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, terminó la ronda de reuniones el viernes pasado.

Desde el Gobierno, que calificaron a la misión como “exitosa” y señalaron que “en esta etapa no se esperaba nada resolutivo”, indicaron que durante las reuniones se profundizó el diálogo, “concordando en la relevancia de potenciar el desarrollo del mercado de capitales argentino” y conversaron sobre el programa financiero para 2021, “en un marco de coincidencias”.

“Las principales expectativas del mercado sobre las negociaciones entre el Gobierno y el FMI se posan sobre la cuestión fiscal: cuánto le pedirá el organismo al Gobierno que endurezca el déficit fiscal primario como objetivo para el próximo año. De esa manera, se sabrá o se podrá proyectar cuánto será necesario emitir el año que viene”, indicó el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, en diálogo con El Economista.

Otro de los temas que el mercado sigue de cerca en estas negociaciones, según Rajnerman, es el cambiario. “Es posible que el organismo ‘recomiende’ algún ajuste en el precio del dólar oficial en virtud de frenar la caída de las reservas internacionales del Banco Central (BCRA)”, señaló el especialista.

“En el mejor de los casos, tras una negociación entre las partes, habría una hoja de ruta explícita para el año que viene, pero lo dudo mucho”, afirmó, y explicó que la poca posibilidad que prevé al respecto se debe a que las partes “están negociando menos: quieren tener más grados de discrecionalidad”.

En cuanto a la posibilidad de que el país obtenga “fondos frescos” por parte del organismo multilateral de crédito, algo que el Gobierno estaría solicitando en las negociaciones con el objetivo de fortalecer las reservas internacionales del BCRA, las cuales son cada vez más escasas, Rajnerman consideró que será “difícil” que ocurra. “Más plata adeudada es más injerencia del FMI, y el Gobierno está en la lógica opuesta”, sostuvo.

Por su parte, el ministro de Economía, Martín Guzmán, descartó ayer durante una entrevista que el Gobierno esté negociando con el FMI cuestiones estructurales. “Ni siquiera se les está dando ese nombre”, afirmó el funcionario, aunque a la vez admitió que “Argentina tiene problemas estructurales clarísimos”.

El jueves pasado, el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello, afirmó ante empresarios durante un evento de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina (AmCham) que hay “muy buenas expectativas” de alcanzar un acuerdo con el organismo multilateral de crédito durante los próximos meses, debido a que “esta gestión del FMI coincide con los elementos centrales de la contraparte argentina”.

A la vez, el embajador resaltó durante su presentación que “la posición de Estados Unidos será determinante para el acuerdo” que se está negociando entre las partes. “Estamos negociando con el Fondo y desplegando una estrategia con todos los países miembros del board, además de una estrategia particular con el Tesoro estadounidense”, indicó.

Tras los últimos encuentros entre los funcionarios de la Secretaría de Finanzas y el staff del FMI durante la semana pasada, se prevé que durante las próximas semanas se retomen las conversaciones. En principio, se contempla que las mismas se llevarían a cabo en modo virtual.