Legislatura: CABA ya tiene su Presupuesto para 2021 (y sumó un nuevo problema)

11 de diciembre, 2020

Legislatura: CABA ya tiene su Presupuesto para 2021 (y sumó un nuevo problema)

La Legislatura de la ciudad de Buenos Aires aprobó ayer, con votos del oficialismo y bloques aliados, el Presupuesto 2021, que prevé gastos que superan los $612.000 millones, y contempla un nuevo impuesto de 1,2% en las compras con tarjetas de crédito, la eliminación de la exención sobre los Ingresos Brutos a las Leliq (7%) y la suba en la alícuota sobre este mismo impuesto al sector financiero, que sería “transitorio” y busca compensar la quita de fondos de coparticipación por parte del Gobierno Nacional.

El miércoles, a último momento, el oficialismo porteño realizó una modificación dentro de la Ley Tarifaria de 2021 que consiste en incrementar del 7% al 8% la alícuota del impuesto sobre los Ingresos Brutos al sector financiero para sumar una partida de $13.000 millones. Así, y con menores gastos, buscará equilibrar la retracción de recursos, que ayer fue aprobada en el Congreso.

“Esto pasa más por una pelea entre el Gobierno Nacional y la Ciudad. La Ciudad va a necesitar esos fondos por lo que la Nación le saca en la coparticipación. Realmente, lo necesita si quiere seguir manteniendo el mismo nivel de gasto. Hacérselo notar a la gente que paga impuestos en la Ciudad en parte es una forma de ganar votos, señalando al otro, indicando que tiene que hacer esto porque la Nación lo obliga”, comentó Guido Lorenzo, director de la consultora LCG, ante El Economista.

El economista consideró que “lo más inteligente de la suba de impuestos fue sacarle la exención de Ingresos Brutos sobre las Leliq”. “Me parece que es una forma que tiene la Ciudad de presionar para que la Nación no avasalle sobre los recursos de la ciudad de Buenos Aires”, indicó.

“Sin dudas, esta suba de impuestos se va a sentir en la Ciudad. Sin embargo, aún con este aumento de impuestos, va a haber un recorte de gastos en la Ciudad que se va a notar. Pero en esto lo discursivo va a estar muy presente: la suba de impuestos se va a sentir en la Ciudad y va a ser siempre achacado al tema de la relación con la Nación”, agregó Lorenzo.

Tras la aprobación de estos aumentos, falta esperar la reacción por parte del Gobierno. Hace dos semanas, cuando trascendió que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta contemplaba la eliminación de la exención de Ingresos Brutos sobre las Leliq, el presidente del BCRA, Miguel Pesce, le envió un carta al jefe de Gobierno porteño pidiéndole que “desista” de esta idea.

“La Corte Suprema de Justicia de la Nación sostuvo que los actos legislativos de las respectivas jurisdicciones no pueden avanzar sobre aspectos que atañen al manejo de la regulación normativamente delegada por el Congreso Nacional al Banco Central”, indicó Pesce, que a la vez advirtió que en caso de no revierta estas medidas “se consumarán daños irreparables en la ejecución de la política monetaria y financiera a nivel nacional”.

Por su parte, el ministro de Economía, Martín Guzmán, sin mencionarlo de forma directa, la semana pasada durante la firma del “Consenso Fiscal 2020” entre la Nación y las provincias, a la cual Rodríguez Larreta no asistió, se refirió implícitamente a esta intención del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires de gravar las Leliq.

“No hay que seguir con malos ejemplos. Gravar con Ingresos Brutos un instrumento de política monetaria le genera un problema a todo el resto del país, a todas las provincias y a la ciudad de Buenos Aires”, afirmó el ministro, que agregó que esto “implica encarecer el costo del crédito, y todas las empresas se perjudican en la posibilidad de generar trabajo e invertir”.

“No es una forma sensata de actuar. No es una forma responsable desde el punto de vista del federalismo, y el Gobierno Nacional va a utilizar todas sus herramientas para impedir que esto ocurra”, advirtió, al tiempo que pidió ir “en una dirección más armoniosa y federal”.