El dólar blue retrocedió por cuarta rueda consecutiva y se vendió a $158

25 de noviembre, 2020

El dólar blue retrocedió por cuarta rueda consecutiva y se vendió a $158

Hoy, el dólar blue se posicionó por debajo de los $160, bajando $2 por segunda rueda consecutiva. Igualmente, la caída no fue tan brusca como hace 15 días, cuando estuvo por debajo de los $150, pero mantiene la tendencia que inició en la jornada de ayer. Así, la brecha entre el billete libre y el oficial se achica y queda en 83,3%.

Hoy el ministro de Economía, Martín Guzmán, manifestó que “el gran desafío de la política monetaria es establecer un sendero donde se restablezcan todas las funciones de la moneda”.

“Debemos recuperar una moneda que se vuelva una referencia y permita contar con instrumentos de financiamiento, ahorro, y ayude a resolver los problemas estructurales de la economía argentina”, agregó.

Por otra parte, el dólar financiero tiró a la baja por primera vez en más de una semana. El MEP o “Bolsa” descendió 1,3% y cotizó a $145,94, mientras que el Contado Con Liqui (CCL) cedió 0,9% hasta los $149,67. Desde la semana pasada los paralelos formales tiran a la alza, a pesar de la estrategia que está llevando a cabo Guzmán para comprimir la brecha. Aunque las medidas tomadas por el Palacio de Hacienda y el BCRA calmaron relativamente las presiones cambiarias, las reservas de la entidad monetaria continuaron disminuyendo por su asistencia al mercado de cambios. 

A su vez, trascendió que hoy el BCRA compró US$ 15 millones luego de la compra de US$ 30 millones en la rueda anterior. Así, consiguió terminar con saldo positivo después de cuatro ruedas consecutivas. A pesar de las compras, las reservas brutas registraron mermas el martes hasta los US$ 38.732 millones por la caída en el precio del oro a nivel mundial. 

Por último, el dólar oficial registró un aumento del 2,3% y se vendió a $87,75. Lo mismo ocurrió con el dólar solidario, que cotizó a $144,79. 

A mediados de septiembre el BCRA endureció el cepo al dólar, estableciendo un recargo del 35% a la divisa extranjera en concepto de retención del Impuesto a las Ganancias, además de anunciar que las operaciones con tarjeta de crédito que se realicen en el exterior serán computadas dentro del cupo de los US$ 200 mensuales, entre otras restricciones.