Piden prorrogar la ley de biocombustibles

13 de julio, 2020

El presidente del Centro Azucarero Argentino (CAA), Jorge Feijóo, planteó la necesidad de prorrogar por cinco años la ley de promoción de biocombustibles y retomar un sendero de incremento de los cortes de mezcla de naftas.

En una entrevista, el directivo resaltó el valor económico, energético, social y ambiental de los biocombustibles para las regiones del centro y norte del país, una industria que genera más de 60.00 empleos directos y que cuenta con 54 plantas industriales instaladas en diez provincias.

Además, Feijóo, explicó que “los productores le solicitaron al Gobierno levantar las restricciones a las exportaciones de alcohol que se implementaron con motivo de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, al asegurar que el aprovisionamiento del mercado local está asegurado”.

Consultado acerca de la situación que está atravesando la industria del bioetanol en el contexto actual de caída de demanda de combustibles, Feijoo explicó que “en abril el consumo de naftas cayó por encima de 70%, y eso impactó en las entregas del bioetanol a las petroleras. Hay distintas proyecciones de cuando se recuperará el consumo normal de naftas, en octubre o enero. Esa es una de las razones por las cuales la actividad azucarera le pidió al presidente Alberto Fernández y a los gobernadores el incremento de 12% a 15% del corte de naftas para mitigar el impacto”.

Parque automotor

Con respecto al incremento de los cortes para la elaboración de las naftas que pide el sector, Feijoo precisó que “hasta ahora no hay problemas, se puede aumentar perfectamente a 15%, no obstante hay automóviles y motores de la industria brasileña que se fabrican en el país y se exportan. La tecnología está disponible, pero el parque automotor argentino hoy puede absorber tranquilamente una mezcla de 15% o 18%. Pero hay autos europeos de alta gama que llegan al país que no tienen dificultad con mezclas de 25% y 27%”.

Además, Feijóo resaltó que el incremento en los cortes, “desde el punto de vista económico, energético y ambiental tiene razones muy importantes para justificarlo. Primero no tiene costo fiscal, porque los biocombustibles no tributan 3% del impuesto a los combustibles líquidos y al CO2, se puede distribuir sobre la porción fósil que permanece en la mezcla. Por su parte, a industria del alcohol a partir de maíz y caña de azúcar, está en una capacidad ociosa de 30% con algunas inversiones realmente nuevas”.

En tanto, Feijóo destacó que “está muy bien alentar el desarrollo de Vaca Muerta, pero hay que pensar en el Noa, el Nea y la Pampa Húmeda que son la Vaca Muerta de los biocombustibles, por lo que aumentar los cortes es dar una señal estratégica a un recurso que recién comienza en Argentina”.

Por su parte, Feijóo explicó que “hay otra razón, la ambiental y de salud pública, luego de haber firmado el país el acuerdo de París y dictado leyes ratificándolo, en que los biocombustibles son la forma más eficaz de la reducción de emisiones”.

En relación a los atrasos en los precios del bioetanol, Feijóo reclamó que “lleva casi tres años de castigo. A partir de octubre de 2017 se fueron cambiando distintas fórmulas perjudicando al bioetanol. Así legamos a diciembre que sobre el mal precio vino el congelamiento que lleva siete meses”.

Dejá un comentario