Según el Presidente, el dólar oficial a $67 estaría atrasado

8 de mayo, 2020

 

Por Juan I. Miguez

 

“Cuando ven que el agro no liquida la cosecha es porque el dólar está totalmente subvaluado. Y está subvaluado por una decisión política de llegar a las elecciones con un dólar quieto”. Eso decía el por entonces precandidato y hoy presidente Alberto Fernández en un acto político en Córdoba en el mes de julio de 2019. Aseguraba que el dólar estaba atrasado y que luego de las elecciones de octubre habría una devaluación. Sobre este punto no se equivocó, aunque sí en la fecha, ya que después de la dura derrota oficialista en las PASO de agosto, el dólar pasó de valer $45 a $55 el día posterior a las elecciones y se estabilizó en $60 después de las generales de octubre.

 

Luego del terremoto económico financiero que causaron las primarias, Fernández opinó que el dólar a $60 era razonable, aunque en noviembre el nuevo titular del Indec, Marco Lavagna, declaró que ese valor ya estaba atrasado y que la moneda estadounidense necesitaba un “ajuste”. Lo cierto es que, desde el 10 de diciembre, fecha en la cual asumió Alberto Fernández, el dólar subió $7, es decir, 11%. Sin embargo, se podría decir que este valor ya se encuentra en el mismo valor real que cuando el ahora Presidente hablaba de atraso.

 

El ITRCM (o Indice de Tipo de Cambio Real Multilateral) mide el precio relativo de los bienes y servicios de nuestra economía con respecto a los de un grupo de países con los cuales se realizan transacciones comerciales. Ver este índice nos facilita ver cuán competitivo está el tipo de cambio para las exportaciones argentinas. Cuando Fernández opinó en Córdoba que el tipo de cambio estaba subvaluado, este índice estaba en los 110 puntos. El día posterior de las Paso tras la devaluación subió a los 131 puntos y llegó, dos días más tarde, hasta los 148 puntos, el valor más alto del Gobierno de Mauricio Macri. Luego, cuando Lavagna opinó en noviembre del 2019 que el dólar nuevamente estaba atrasado, el ITRCM se ubicaba en los 124 puntos.

 

En la actualidad, este índice ya se ubica en los 112 puntos, mismo valor que tenía antes de las elecciones primarias de agosto cuando Fernández hablaba de atraso, y 12 puntos menos que noviembre del 2019. Desde que Fernández asumió el 10-D, se podría decir que el tipo de cambio real multilateral cayó 9% (se apreció el peso en términos reales).

 

Otra manera de verlo podría ser actualizar el tipo de cambio de aquel entonces por la inflación que hubo en el medio. Asumiendo que la inflación de abril será del 2%, la inflación acumulada desde agosto del 2019 a abril del 2020, según datos del Indec, es del 29,3%. Si al dólar posdevaluación de $58 lo actualizamos con una inflación del 29,3%, entrega un valor de $75,4.

 

Otros indicadores para prestar atención son las cotizaciones de los dólares alternativos. El “solidario” (oficial más impuesto PAIS del 30%) se ubica en casi $90 mientras que los dólares bursátiles (Bolsa y Contado con Liquidación) están en entre $115 y $120. Por su parte, el blue ya llegó a $120. Estas brechas que van desde el 30% (solidario) hasta el 80%, más lo que se ve en el ITCRM mostrarían cierto desequilibrio en su cotización. Esto es perjudicial para las exportaciones argentinas, que se hacen más caras en dólares y pierden mercado frente a sus competidores.

 

El economista Guido Lorenzo, Director Ejecutivo de LCG, “cuando uno mira el balance cambiario, no pareciera que el nivel no sea adecuado para el comercio”. Argentina, dice, “producto de la depresión y algo por efecto de tipo de cambio tendrá superávit comercial”. Sin embargo, agrega que la presencia de la brecha cambiaria con los otros dólares “es interesante de notar porque a diferencia de otras oportunidades donde la brecha era producto del atraso del dólar comercial, en esta oportunidad podemos decir que es producto de la restricción en la cuenta financiera”. Finalmente, concluye: “En términos de comercio no está atrasado, pero claramente si uno liberase y dejara que el dólar encuentre su precio de equilibrio sería más alto”.

 

Por su parte, Federico Furiase, Director de EcoGo, hace hincapié en la gran emisión de pesos que se hizo para financiar el déficit y la política cambiaria de nuestros países vecinos: “La plancha del dólar oficial mientras nuestros vecinos devalúan rápido y mientras se escapa la brecha cambiaria empieza a generar una sensación de que el dólar oficial vuelve a estar retrasado, sobre todo mirando la película de emisión monetaria para financiar déficit y riesgo de default”. Para finalizar, Furiase agrega que igualmente aún existe un “colchón cambiario”.

 

Dejá un comentario