Para Broda, la tasa de inflación será “como las que tuvimos en los 80”

8 de mayo, 2020

Miguel Angel Broda

El economista Miguel Angel Broda afirmó esta mañana que la Argentina “sufre más que otros países” la crisis económica generada por el coronavirus, y la caída del PIB podría llegar a ser de entre el 7% u 8% en el 2020. Además, señaló que la emisión monetaria como herramienta de financiación generará alta inflación en el país. 

 

“El shock de la pandemia es de una magnitud que nunca vimos. En el mundo, entre lo que se esperaba hace dos meses de crecimiento y lo que se espera ahora, hay 7 puntos de diferencia, que son más de US$ 6 billones, que es 15 veces el PIB de Argentina”, señaló en diálogo con Radio Mitre. 

 

Además, para dimensionar la catástrofe global, indicó que “comparado con la Gran Recesión, en el segundo trimestre de esta año Estados Unidos caería 8%, mientras que el peor trimestre de 2008 cayó 2%. 

 

“Lo de Argentina es obviamente desesperante. Nosotros viendo los indicadores tardíos de datos económicos y sobre todo los indicadores de movilidad de Google, creemos que la economía argentina en el segundo trimestre cae 11 o 12% contra el año anterior. Y dependiendo de la velocidad de la salida del aislamiento este año caemos 7 u 8%, lo cual para un país en decadencia, con estancamiento secular y absolutamente anormal en su macroeconomía supone una caída fenomenal”, dijo. 

 

En ese sentido, resaltó que el aislamiento social, preventivo y obligatorio agravará sustancialmente la pobreza y la desigualdad en la distribución de la riqueza ya que “las cuarentenas generan recesiones y todas las recesiones son terriblemente diferentes para el pobre y para el rico”. 

 

“Estamos en presencia de algo de lo que tenemos que salir rápido, por las consecuencias de todo tipo, también sanitarias, que traen las recesiones. La recesión que se generó es de enorme riesgo para un país que es un adulto mayor en términos de consistencia macro. Somos un país enormemente vulnerable”, añadió.

 

Respecto a la emisión monetaria que está generando el Gobierno para poder financiar todas las ayudas sociales, el economista reconoció que Argentina se quedó “sin alternativas”, pero que eso no quiere decir que el costo será enorme. 

 

“En el mundo hay tres tipos de países. Los desarrollados que no tienen límite para colocar deuda para atender el incremento extraordinario del gasto público necesario para atender esta pandemia. Hay países que pueden colocar deuda, emitir para resolver los problemas de vulnerables e informales, y sobre todo las caídas de empresas que debilitan la recuperación posterior. Después hay emergentes normales que tienen acceso a los mercados, que en esta situación han colocado deuda, Perú a 2,7%, Paraguay a menos del 4%, y después nosotros somos, absolutamente anormales, y en estas condiciones la única opción es dándole a la maquinita”, ejemplificó.

 

Respecto a eso, Broda explicó que Chile, con Salvador Allende “expandía 150% la base monetaria y tenía 25% de inflación el primer año, al segundo pasaba lo mismo y al tercero, con la misma emoción, la inflación ya era del 600%”. 

 

“Nosotros vamos a tener 6% de inflación en un trimestre por la recesión en el corto plazo, pero vamos a tasas de inflación en el último trimestre de este año como las que tuvimos en los 80. El año dará 50%, 55%, pero el último trimestre será muy alto”, alertó

 

Y añadió: “Tenemos que tener mucho cuidado de que los aumentos de gastos sean transitorios y no permanentes. Si hay exceso de pesos usted lo sustituye por bienes o bonos. Acá lo sustituimos por bienes pero también por moneda extranjera. Este es un país bimonetario”.

 

A pocas horas de que venza el plazo para que los tenedores de bonos argentinos acepten o rechacen la propuesta argentina, Broda aseguró que es necesario evitar el default para “dar mejores chances de recuperación a la economía luego de la pandemia”. 

 

“Es muy importante evitar el default para un defaulteador serial. No sólo por el Estado, sino por el crédito para las empresas. Esto hace mucho más débil la recuperación y es extremadamente importante. Y la verdad es que los académicos que firmaron la solicitada, es gente muy talentosa, es gente de la que uno aprende pero que no tiene la menor idea de lo que es la historia de la Argentina, del único país que era rico y se hizo pobre y cada vez se hace más pobre”, concluyó.

Dejá un comentario