Pedido de Girard a los que pueden

15 de abril, 2020

El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, pidió ayer que aquellos contribuyentes que estén en condiciones abonen sus impuestos a término porque la provincia necesita sostener los recursos para invertir en el sistema sanitario en el marco de la pandemia de coronavirus.

 

En declaraciones a radio Classique de La Plata, el funcionario destacó que la administración bonaerense adoptó medidas impositivas debido a la crisis desatada por el Covid-19 que implican un “esfuerzo fiscal de $3.500 millones”.

 

“Necesitamos cada peso para acondicionar la infraestructura sanitaria: ampliar hospitales, incorporar camas de cuidados intensivos, contratar más personal médico y contar con más insumos para atender la pandemia”, precisó, y agradeció a “los contribuyentes que pagaron en la fecha original y lo siguen haciendo porque es importante contar con el financiamiento”.

 

“El aislamiento genera problemas en la economía tanto a comercios como a pymes y a profesionales independientes. Cayó la demanda de la actividad y, con eso, la generación de ingresos pero los gastos son los mismos que antes y ello complica a las clases medias”, explicó Girard.

 

Sostuvo que “las políticas nacionales adoptadas en materia económica impactan fundamentalmente en sectores de bajos recursos”, y analizó que ello “tiene sentido porque es donde hay problemas graves como el hambre”.

 

No obstante, subrayó que “a los sectores medios ese tipo de políticas no les llega directamente”, y contó que, por eso, con el gobernador Axel Kicillof decidieron medidas para darles “un alivio financiero”.

 

Recordó en ese sentido que desde ARBA se pospuso vencimiento de Ingresos Brutos y del impuesto Inmobiliario Urbano y Rural, se prorrogó la suspensión de embargos por deudas con el organismo y se otorgaron dos meses de gracia para los planes de pago, medida que “favoreció a 3.500.000 de hogares bonaerenses”.

 

Ayer, un informe del Iaraf señaló que entre el 1° y el 12 de abril la recaudación tributaria nacional cayó 28,3% en términos reales mientras que la recaudación provincial lo hizo en 58,6% real. “Los impuestos provinciales (la suma de II.BB., Sellos e Inmobiliario) acumulan en el periodo considerado una caída nominal del 39,4%, que se transforma en una caída del 58,6% una vez que se tiene en cuenta la inflación del periodo”, explicaron.

 

Dejá un comentario