Ecolatina sobre la oferta de Argentina: “Menos agresiva de lo que se esperaba”

20 de abril, 2020

deuda dólares

En un reporte publicado el fin de semana, Ecolatina describió a la propuesta de Argentina como “menos agresiva que la que se esperaba”. En base a ello, dicen, “se vislumbra una mayor predisposición del Gobierno para negociar”. Además, agregan: “Que la oferta venza a los 20 días de presentada -es decir, el 7 de mayo-, cuando todavía restarían dos semanas para que nuestro país pudiera entrar en default (si no se pagan los próximos vencimientos ley extranjera, el 22 de mayo nuestro país caería en cesación de pagos), le da al Palacio de Hacienda tiempo para elaborar una propuesta más tentadora que la actual para terminar de acercar posiciones”.

 

El próximo 22 de abril vencen US$ 500 millones de intereses de los bonos Globales 21, 24 y 26. “Descontamos que el Gobierno no hará el pago en esa fecha, para poder seguir negociando. Por el prospecto de dichos bonos, el Tesoro tiene 30 días de gracia para regularizar su situación antes de entrar en cesación de pagos -algo similar a lo que sucedió en enero y febrero de este año con el BP21 de la provincia de Buenos Aires-”, dice Ecolatina.

 

La primera encrucijada, por ende, será el 7 de mayo. Si esta oferta fuera aceptada, el Estado habría logrado un canje exitoso de la deuda y mejorarían sustancialmente las alicaídas perspectivas de actividad, depreciación del peso e inflación. Caso contrario, que estimamos como lo más probable -algo similar a lo que sucedió con el BP21-, el Poder Ejecutivo podría lanzar una nueva propuesta. “Existiría un plazo de dos semanas hasta entrar en default (entre el 7/5 de rechazo y el 22/5 de fin de gracia) para que los acreedores evaluaran la nueva oferta”, dice el reporte.

 

Si esa segunda propuesta fuera aceptada, estaríamos ante un canje exitoso de la deuda, mejorando las alicaídas perspectivas económicas. “Sin embargo, si fuera rechazada, quedarían dos últimas opciones: el Gobierno podría pagar los US$ 500 millones con reservas -nuevamente, tal como hizo (Axel) Kicillof en el caso del BP21- o caer en default”, dicen Ecolatina.

 

En ese último caso, no se defaultearía solo estos bonos sino toda la deuda ley extranjera “por las cláusulas de cross default y acceleration”. En ese último escenario, además, empeorarían sustancialmente las perspectivas de actividad, depreciación del peso e inflación. Por el contrario, si el Gobierno eligiera pagar con reservas y seguir negociando el desenlace se extendería.

 

Más allá de la importancia de la deuda bajo Ley Extranjera, “vale resaltar que un canje con estos acreedores privados no terminaría con el problema de la deuda”. También, dicen, habrá que reestructurar pasivos Ley Local y con organismos multilaterales de crédito (principalmente FMI).

 

“Comenzó oficialmente el proceso de reestructuración de la deuda pública nacional y su desenlace marcará el curso de la economía de los próximos largos años”, concluyen.

 

Dejá un comentario