Destacan leve mejora en la situación de las pymes en últimos días

24 de abril, 2020

 

La cuarentena obligatoria cumple hoy cinco semanas de haber sido implementada. Desde entonces, las empresas del país, especialmente las medianas y pequeñas, se han visto fuertemente afectadas por la súbita parálisis de la actividad, lo cual se fue agravando con el paso de los días. Sin embargo, durante las últimas dos semanas se ha verificado una leve mejora de la situación del sector, según lo indicó la Fundación Observatorio Pyme (FOP).

 

De acuerdo con la entidad, tras las medidas anunciadas por el Gobierno en torno a la flexibilización de la cuarentena, con la apertura a actividades de algunos rubros, más la ayuda que brindará el Estado para pagar una parte de los salarios del sector privado y el otorgamiento de los créditos a tasas de 24%, el análisis sobre la situación de las pymes, en base a un relevamiento realizado sobre 1.516 empresas del país entre el 16 y el 20 de abril, muestra un panorama de menor gravedad respecto al estudio realizado tras el inicio de la cuarentena.

 

En ese sentido, el último informe de la entidad indica que en línea con la flexibilización del aislamiento social (reglamentada e informal) se observa una proporción mayor de empresas en estado de actividad total. Según el estudio, se ubicó en 13% (336.000 pymes), que aún representa un nivel demasiado bajo, pero está por encima de lo verificado en el trabajo anterior, cuando se observó 10% (275.000 pymes). En tanto, las que se encuentran operando parcialmente pasó de 36% a 47%.

 

“El grado de operatividad se distribuye uniformemente entre todos los segmentos de empresas (micro, pequeñas y medianas). No hay diferencias significativas entre los distintos tamaños”, afirmó la FOP en su análisis que fue difundido ayer, el cual señala que, por rubros, las empresas con mayor actividad son las de producción primaria y de servicios, mientras que las más inactivas son las de construcción y manufactura.

 

De acuerdo con el informe, por regiones, el mayor nivel de operatividad se observa en el Noreste del país y en el Cuyo, donde el 70% de las pymes se encuentran en estado total o parcial de actividades. En tanto, la regiones del Centro y el Noroeste del país el nivel de operatividad entre total y parcial se ubica en 63% y 59%, respectivamente. Por su parte, el AMBA (ciudad de Buenos Aires más el conurbano), se observó el 57%. Así, la región con menor actividad es el Sur, con el 53%.

 

Respecto a los salarios, según la FOP, el anuncio del pago por parte del Estado de hasta el 50% de los sueldos del sector privado, aunque no es suficiente, cambió significativamente el escenario: la proporción de empresas que alcanzaba a cubrir menos del 30% de los costos salariales disminuyó del 47% al 10%. En el otro extremo, aquellas que podían pagar más del 90% de los salarios aumentó del 9% al 35%.

 

Las estimaciones del Observatorio muestran que gran parte de los costos salariales que las empresas deberán enfrentar en abril quedarán resueltos mediante este aporte del Estado y con el complemento menor del crédito bancario, el cual cubrirá a una parte relativamente pequeña de las pymes. Sin embargo, estos dos instrumentos “dejan de todos modos irresueltas muchas situaciones financieras y de potencial insolvencia que amenazan el empleo en el seno de las empresas menores”, resaltó el análisis.

 

Asimismo, la entidad señaló que, además de solicitar estas ayudas, para enfrentar esta crisis las pymes están intentando llegar a acuerdos directos con sus empleados: el 48% de las empresas incluye en sus negociaciones la reducción de la jornada de trabajo; el 47% propone la reducción salarial; el 34% busca acuerdos de suspensión; y el 25% incluye la reducción acordada del personal. No obstante, señala la FOP, es muy probable que tras el reciente anuncio del aporte de parte del salario por parte del Estado estas proporciones cambien.

 

“Dando por sentado que la prioridad es proteger los puestos de trabajo generados, el diálogo entre las empresas y los trabajadores y/o sindicatos para reestablecer el equilibrio en esta situación de crisis, precisará también de la facilitación del Estado. En el marco de la legislación vigente y ante la crisis sanitaria que se suma a la recesión existente, lograr acuerdos a nivel empresa sería una estrategia adecuada para alcanzar el sostenimiento del empleo y la supervivencia del tejido productivo”, afirmó la FOP.

Dejá un comentario