Alberto F.: “Por la pandemia, la renegociación de la deuda pasó a un segundo o tercer plano”

5 de abril, 2020

El presidente Alberto Fernández aseguró en una nota difundida hoy que frente a la pandemia de coronavirus “las prioridades cambiaron”, y reiteró que en primer lugar se ubica la salud, mientras que en un “segundo o tercer plano” están la renegociación de la deuda y la cuestión fiscal.

 

“Las prioridades cambiaron, por ejemplo en repensar la negociación de la deuda, porque tenemos una nueva realidad, y pasó a otro plano, un segundo o tercer plano. También la cuestión fiscal, que siempre preocupó, pasó a un segundo plano”, dijo el Presidente en una entrevista con el portal El Cohete a la Luna.

 

Agregó que “no es que yo cambie mis prioridades, sino que el mundo cambió sus prioridades”, y reiteró que “la prioridad uno es la salud”, “cómo cuidar a los barrios desprotegidos y a los adultos mayores”.

 

En ese marco, el jefe de Estado dijo que “todas las medidas” que se tomaron desde el gobierno “tuvieron básicamente el objetivo de atender a esos sectores que “peor estaban”.

 

Además, señaló que encontró un sistema de salud “muy maltratado durante los cuatro últimos años”, pero explicó que no se refleja solo en que de ministerio había pasado a ser secretaría, sino que “se habían roto los planes de vacunación, había millones de vacunas abandonadas en la aduana, hospitales que no se inauguraron porque se pensó que no hacía falta”.

 

“La prioridad uno es la salud, cómo cuidar la salud, cómo poner en pie un sistema de salud que había sido muy maltratado en los cuatro años previos”, subrayó.

 

 

Mensaje a los bancos

 

Fernández dijo que espera que los bancos “no tengan excusas y empiecen a dar los créditos” al 24% para pymes a partir de mañana, al tiempo que aseguró que “la paciencia se acaba” porque las empresas tienen que pagar sueldos.

 

“Hay un problema de regularización del sistema financiero, en crisis como estas muchos quedan descalificados, porque no venden, entran cheques que no pueden pagar y quedan fuera de sistema. Ahora como existe ese garante que es el Estado, espero que el lunes no tengan excusas y empiecen a dar los créditos”, sostuvo.

 

“Lo que le pedí (al titular del Banco Central, Miguel Pesce) es que el lunes se ocupe de que los bancos empiecen a abrir lo necesario. Espero que el lunes ya esto empiece a funcionar porque lo necesitamos”, agregó.

 

Dijo que “los bancos tienen que hacer su aporte, hasta acá lo que los bancos nos dicen es que hay algunos elementos de interpretación burocrática y por eso todavía (no están) los créditos que nosotros pusimos al servicio de las empresas para preservar el trabajo de la gente que es lo que más nos importa”.

 

“Yo creo que a partir del lunes las cosas se empezarán a normalizar y todo eso se flexibilizará y todo eso va a andar bien”, confió.

 

El Presidente recordó que “los bancos además fueron los grandes ganadores en los últimos años. Los bancos en la Argentina hace más de cuatro años vienen prestándole plata al Banco Central y sacan resultados extraordinarios financiando al Banco Central”.

 

“No le prestan plata al Estado, le prestan al Banco Central. Toman títulos del Banco Central para que el Banco Central esterilice la moneda que emite, y la verdad es un juego perverso, que ha dado tasas al 83%, nosotros ya esa tasa la bajamos al 38% pero la verdad es una vergüenza”, concluyó.

 

Control de precios

 

El presidente también adelantó que en las próximas horas firmará un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para modificar la Ley de Defensa de la Competencia y poder declarar a los municipios como autoridad de aplicación, con el objetivo de frenar la suba de precios en los negocios de cercanía.

 

“Los aumentos ocurren en los distribuidores a veces y, fundamentalmente, en los negocios de cercanías. Estoy preparando un DNU que estará listo el lunes para cambiar la Ley de Defensa de la Competencia y declarar autoridad de aplicación a los intendentes. El problema para que el Estado llegue a los negocios de cercanías es detectarlo”, señaló.

 

A modo de ejemplo citó lo que sucede en las carnicerías, donde los distintos actores de la cadena se echan la culpa unos a otros al momento de explicar la situación.

 

“Hay un montón de aumentos de precios que ocurren incomprensiblemente y que ocurren en las carnicerías y en los distribuidores de la carne y en matarifes menores”, dijo el jefe del Estado.

 

“Con ese DNU vamos a lograr que los intendentes puedan aplicar la Ley de Defensa de la Competencia y que puedan sancionar directamente a esos lugares”, sostuvo Fernández.

 

Dejá un comentario