Consejo Económico y reforma judicial, las apuestas de Fernández

2 de marzo, 2020

Consejo Económico y reforma judicial, las apuestas de Fernández

Hubo diagnóstico del estado de situación, balance de los primeros tres meses de gestión y propuestas para el año parlamentario. En dosis variables. Y con sello propio. Con discurso conciliador, pero sin resignar crítica ante la anterior gestión, el presidente Alberto Fernández abrió ayer el 138º período de sesiones ordinarias. Allí anunció el envío de diez proyectos para ser debatidos en el Congreso de la Nación. Entre ellos, la creación del Consejo Económico y Social, la reforma de la Justicia Federal y la interrupción Voluntaria de Embarazos.

 

“En la Argentina de hoy la palabra se ha devaluado peligrosamente. Parte de nuestra política se ha valido de ella para ocultar la verdad o tergiversarla. Muchos creyeron que el discurso es una herramienta idónea para instalar en el imaginario público una realidad que no existe. Nunca midieron el daño que con la mentira le causaban al sistema democrático”, empezó diciendo Fernández, acompañado a su lado por la vicepresidenta Cristina Kirchner, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala. La propuesta: recomponer la relación entre discurso y realidad.

 

“Recibimos un país dañado en su tejido social y productivo y con su alma herida por divisiones profundas”, dijo Fernández.

 

En cuanto a la gestión precedente, mencionó cifras para respaldar la crítica herencia recibida y fue categórico en la necesidad de revertir el rumbo, con una política basada en la solidaridad y no en la meritocracia. Pero sin hacer menciones a título personal ni detenerse demasiado en esa situación. “Hemos encontrado una situación extremadamente delicada. Recibimos un país dañado en su tejido social y productivo y con su alma herida por divisiones profundas”, dijo al respecto. Y mencionó el endeudamiento externo como uno de los factores más problemáticos de esa herencia. “Nunca más a un endeudamiento insostenible. Nunca más a decisiones que se toman con ínfulas tecnocráticas de la noche a la mañana, a espaldas del pueblo. Nunca más a la puerta giratoria de dólares que ingresan por el endeudamiento y se fugan dejando tierra arrasada a su paso”, señaló el Presidente.

 

Entre su diagnóstico respecto de la crisis económica, Fernández también apuntó a los “formadores de precios” y a los que se “beneficiaron de la fuga de capitales”. Y pidió la comprensión de los sectores menos afectados por esta situación. Por caso, el campo. O el sector agropecuario. “En este proceso de desarrollo económico federal y en un marco de crisis fiscal como el que vivimos, el campo debe ser un protagonista importante. Los hemos convocado para que con su esfuerzo colaboren en la lucha contra el hambre. Los horticultores, los productores de fruta, de cereales, de carne o de leche tienen mucho que dar a los que necesitan. Pero también deben hacer el esfuerzo aquellos que producen y exportan porque tienen mejores condiciones en la Argentina de hoy”, sostuvo, mientras se esperan definiciones respecto de cómo será el aumento de retenciones.

 

En cuanto a los anuncios, tres en particular acapararon la atención. Fernández ratificó que enviará un proyecto para crear el Consejo Económico y Social cuyas autoridades, según adelantó, serán propuestas por el Poder Ejecutivo y deberán tener acuerdo del Senado, además de un mandato diferido del gobierno de turno. Por otro lado, dijo que enviará un proyecto de ley que apuntará a la “creación de un nuevo fuero federal penal” con “medio centenar de magistrados”, lejos de la docena donde se concentran hoy las causas federales. La iniciativa tiene un destinatario conocido: los Tribunales de Comodoro Py.

 

En tercer lugar, Fernández destacó el proyecto de legalización del aborto que dijo que enviará “dentro de los próximos diez días” y que estará acompañado por una segunda iniciativa para la “protección de los mil días”, que apunta al acompañamiento a las mujeres embarazadas “que necesitan más apoyo”. “El aborto sucede. Es un hecho. Y es solo esa hipocresía que a veces nos atrapa, la que nos hace caer en un debate como este. Un Estado presente debe proteger a los ciudadanos en general y obviamente a las mujeres en particular. Y en el Siglo XXI toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos”, sostuvo en ese sentido.

 

El listado de iniciativas incluyó una para favorecer el desarrollo hidrocarburífero y minero, que atenderá al hecho de que la minería metalífera y litio son “grandes oportunidades para la exportación”, según evaluó el Presidente. También anunció que enviará un proyecto para modificar la Ley de Economía del Conocimiento y otro para una nueva Ley de Educación Superior, cuyos detalles finos se conocerán cuando lleguen al Congreso.