Fuerte caída del mercado inmobiliario

23 de enero, 2020

inmuebles

La cantidad total de las escrituras de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires marcó en 2019 los registros históricos más bajos, como reflejo de un año por demás complejo por efecto de la inestabilidad macroeconómica, la falta de financiamiento hipotecario adecuado y el cepo cambiario.

 

En el ámbito de la Capital Federal, las cifras de cierre del 2019 corroboraron el escenario de crisis vigente en el sector, con una caída del 41,2% en la cantidad de escrituras respecto a 2018, al sumar 33.411 operaciones contra 55.892 del período anterior. Es la cifra más baja del registro histórico desde 1998.

 

Así se desprende del informe del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, cuyo balance sostiene que, hasta hoy, el peor año del sector fue 2014, cuando se registraron 33.703 escrituras, incluso por debajo del nivel de actividad de 2001 y 2002, a pesar de la crisis económica y social.

 

De acuerdo al reporte, en diciembre hubo una baja de 29,9% respecto del mismo mes de 2018, al sumar 3.265 registros, en tanto el monto total de las transacciones se incrementó  9,4%, con $20.442 millones.

 

 

Se trata del decimonoveno mes consecutivo con caída en la medición interanual porteña.

 

En comparación con noviembre, los actos escriturales subieron 35,5% en cantidad y 37,2% en pesos.

 

En los últimos 12 meses, las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires registraron 3.414 casos, una baja del 61,75% respecto a 2018, por lo que también es considerado el período acumulado más bajo de la serie histórica.

 

PBA

 

En el caso de las compraventas de inmuebles en la provincia de Buenos Aires, durante 2019 la actividad cayó  30% interanual y se registró la menor cantidad de escrituras de los últimos 14 años, de acuerdo a las estadísticas que elabora el Colegio de Escribanos bonaerense.

 

Según los datos publicados por ese organismo, en el 2019 se registraron un total de 83.627 escrituras frente a las 119.633 del 2018; por lo que desde 2005 es el segundo año en que las operaciones estuvieron por debajo de las 100.000, luego que en 2014 la cifra alcanzara los 97.918 registros.

 

En cuanto a las operaciones realizadas con hipotecas el año pasado se registraron un total de 5.582 frente a las 27.915 del 2018, lo que implica una reducción del orden del 80% en esa modalidad de transacciones.

 

El Colegio de Escribanos también detalló que en diciembre el número de compraventas de inmuebles en la provincia registró una disminución del 13,5% en relación con el mismo mes del año anterior, pero un incremento del 78% en la comparación con noviembre.

 

Tras darse a conocer las cifras del 2019, fuentes del sector explicaron que diciembre termina de reflejar “el parate del sector de todo el año y evidencian las dificultades que se profundizaron a partir de septiembre del año pasado”.

 

Además de la situación macroeconómica general, se destacó entre las causas de la crisis del sector inmobiliario las dificultades de acceso al financiamiento por el alto costo financiero que prácticamente eliminó la oferta de las entidades bancarias.

 

Asimismo, desde los últimos meses del año pasado, la actividad se vio resentida por medidas vinculadas a la posibilidad de acceso a divisas por el cepo cambiario, tanto el tope de US$ 10.000 aplicado desde agosto como el reciente impuesto del 30% a la compra de dólares.

 

Más allá de la reciente autorización para que los tenedores de créditos hipotecarios ya aprobados puedan acceder a comprar hasta US$ 100.000 para cerrar las operaciones, se anticipa en el sector que los efectos de las limitaciones coincidirán con enero y febrero, estacionalmente bajos.

 

Dejá un comentario