PBA: negociaciones por la Ley Impositiva

La norma prevé la modificación de alícuotas e incrementos en los tributos. Fue criticada por la oposición, que hizo foco en el impuesto inmobiliario

27 de diciembre, 2019

PBA ley impositiva

La Ley Impositiva de Axel Kicillof que ingresó el 24 de diciembre a la Legislatura bonaerense, comenzó ayer a debatirse en medio de severas críticas realizadas por la oposición que calificó al proyecto de “impuestazo”.

 

Ingresado por el Senado, en el cual el oficialismo está en minoría frente al bloque de Juntos por el Cambio, las espadas legislativas de Kicillof se ven obligadas a negociar.

 

En horas de la tarde se improvisó una reunión con legisladores de ambas cámaras, encabezada por la vicegobernadora Verónica Magario, en la que el ministro de Hacienda, Pablo López y el titular de ARBA, Christian Girard, expusieron los alcances de la norma y respondieron preguntas de la oposición.

 

López, aseguró que el proyecto de ley Impositiva 2020 “implica que los amplios sectores medios urbanos tendrán aumentos muy moderados, el 86% de los contribuyentes afrontarán incrementos menores a $3.500 para todo el año”.

 

En tanto desde la bancada del FdT sostuvieron ante este diario, que el “tope del aumento es del 75%, y solo alcanza al 7% de los contribuyentes”.

 

Desde el ahora bloque opositor conducido Roberto Costa solicitaron modificaciones haciendo énfasis en el impuesto inmobiliario urbano y rural, para que proyecto pudiese ser tratado en el recinto. “Así como está no la votamos” razonaban voces de JxC.

 

En ese marco, los legisladores de la oposición también expresaban preocupación por la modificación de la alícuota en los Ingresos Brutos, gravamen que volvió a ser actualizado por el gobierno provincial, luego de que Alberto Fernández derogase el Pacto Fiscal de 2017, el cual contemplaba la baja del tributo.

 

Según pudo averiguar este diario, en la discusión por la ley también se coló la negociación por los lugares que debe ocupar la oposición en el directorio del Banco Provincia y en los organismos de control descentralizado.

 

Mientras tanto, en el peronismo defendían la necesidad de aprobar el proyecto y explicaban que la normativa busca dotar al gobernador de los elementos necesarios para instrumentar las emergencias que la Legislatura sancionó la semana pasada.

 

“Parecería que no leyeron el proyecto” se quejó un legislador del FdT que hizo a su vez una distinción entre la “valuación fiscal y la valuación de mercado” de los inmuebles.

 

Para los legisladores del peronismo el proyecto además, protege a la gran mayoría de los contribuyentes tras un año en el que el dólar se devaluó y la inflación superará el 50%.

 

Además, agregan que según el propio Girard expuso ante legisladores ayer, sobre 300.000 partidas inmobiliarias rurales que tiene toda la provincia, el aumento sólo alcanzaría a 200 que tienen gran capacidad contributiva.

 

Ante la imposibilidad de avanzar en el Senado, ayer se esperaba que el proyecto sea tratado el próximo lunes, 30 de diciembre, siempre con la idea de que pase inmediatamente a la Cámara Baja. En Diputados el FdT tiene el camino allanado, dado que con mayoría propia para aprobar la iniciativa.