Inflación: advierten que lo peor podría estar por venir

22 de octubre, 2019

pesos inflación financiamiento precios pactos sociales pymes

¿Puede haber una cifra peor que el 5,9% de inflación que reportó el Indec para septiembre? Sí, dicen sin tapujos desde Delphos, una de las consultoras vedette del 2019. En rigor, estiman un IPC de 7% en noviembre y diciembre (en cada mes) y 5% en el primer mes de 2020.

 

A los factores ya conocidos, como la inercia inflacionaria y los que podrían sumarse (como el dólar, que ayer escaló 16 centavos), hay varios factores, hoy contenidos, que podrían impulsar la inflación.

 

  • Reestablecimiento del IVA a la canasta básica. “Ya existe un pronunciamiento contrario de la Corte Suprema en relación a la reducción del IVA y sería una de las primeras medidas que podrían tomarse una vez pasado el acto electoral”, dicen desde Delphos.

 

  • El precio de la nafta. El congelamiento del precio de los combustibles ya tiene impacto en la actividad de Vaca Muerta, un foco de esperanza para un potencial Gobierno de Alberto Fernández, que estará sediento de dólares.” No se va a demorar mucho en que sincere ese rubro”, dicen desde Delphos y agregan: “La pregunta del millón es si el mismo será total, implicando un alza del precio de las naftas de más del 30% o apenas parcial. Esta segunda opción parece la más razonable desde el punto de vista político”. Ayer, además, la Cámara Argentina de la Energía (CADE), el nuevo organismo formado por las principales firmas del upstream y downstream del país, presentó un recurso de amparo en contra los DNU 566 y 601 que congelaron el precio del petróleo y el de los combustibles en todo el país.

 

  • Reacomodamientos previos a un eventual acuerdo económico y social. “La Historia nos enseñó que la inflación se acelera fuertemente en los meses previos a la firma de un acuerdo de este tipo”, dicen desde Delphos. Una suerte de remarcaciones preventivas. Además, es algo que suele pasar en las transiciones de Gobierno porque los funcionarios salientes aflojan los controles. Ya pasó en 2015. Esa teoría, incluso, fue presentada por Dante Sica el viernes en el 55° Coloquio de IDEA. “La Historia nos dice que los pactos sociales en Argentina han fracasado y hoy como gobierno ya estamos sufriendo las consecuencias. Hay empresas que están haciendo un colchón de precios en estos meses por miedo a un pacto social”, dijo Sica tras su exposición en Mar del Plata.

 

  • Congelamiento de tarifas de servicios públicos. “Desdolarizar las tarifas no implica que no deban aumentar medidas en pesos. Y el precio del gas está directamente relacionado con la actividad de Vaca Muerta, y no puede dejarse este precio sin ‘tocar’ eternamente”, agregaron en Delphos. Desde el Frente de Todos proponen atarlas a la variación de los salarios, que siguen subiendo nominalmente.

 

  • Retraso en aumentos de precios de algunos servicios como telefonía y prepagas. “Las presiones de algunos sectores regulados se acumulan demandando algunos reajustes parciales sumamente necesarios”, agregaron desde Delphos.

 

En un reporte publicado el viernes, desde Cohen se preguntan si la inflación alta llegó para quedarse. “Difícilmente la situación se estabilice. El congelamiento de precios en los combustibles y servicios públicos realizado desde el segundo trimestre, la incertidumbre sobre el tipo de cambio nominal (mercado de futuros convalida mayores tasas implícitas entre diciembre de 2019 y febrero de 2020, previendo alguna posible corrección dentro del presente esquema de cepo cambiario), y una emisión monetaria para financiar el déficit primario de fin de año son los principales factores que nos llevan a pensar eso”, dicen. “Un dato importante a tener en cuenta es la estimación del consenso de analistas que reunió Latin Focus durante el mes de octubre, y que estima una inflación para el 2020 en niveles de 42,8%”, agregan.

 

Tras el salto cambiario posterior a las PASO, la inflación fue 4% en agosto y 5,9% en septiembre. “No va a bajar rápidamente hasta el nivel previo sino que va a ser un proceso más lento”, advierte Joaquín Waldman desde Ecolatina ante El Economista. “Además, desde enero se van a descongelar los precios regulados que vienen pisados. Tampoco podemos descartar nuevos saltos cambiarios de acá en adelante. También podría ser inflacionaria la adición del IVA a alimentos desde diciembre, si es que no se prorroga la medida. El Gobierno también querrá darle un empujón a los salarios y eso presionará, también, vía mayores costos. La monetización del déficit es otro tema para mirar de cerca, si ese dinero adicional se volcara sobre el mercado cambiario. La clave será la magnitud”, sostiene. Según Waldman, el IPC tendrá un piso de 3% mensual en el cuarto trimestre de 2019 y el primero de 2020.

Dejá un comentario