Gobernadores peronistas alertan sobre el rojo de las provincias

17 de octubre, 2019

Schiaretti Perotti

La crisis económica se siente en las provincias. A la baja en la actividad económica y la consecuente caída en la recaudación, se suma la toma de deuda en moneda dura con perfiles de vencimiento abultados en el corto plazo.

 

Ese es el caso de las tres provincias más grandes del país: Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Dos días atrás, la calificadora de riesgo Moody’s emitió un duro informe sobre la provincia de Buenos Aires, en el que alerta sobre el aumento del riesgo de default en el marco de una serie de previsiones que señalan que el PIB argentino caerá 3,8% en 2019 y 2,5% en 2020. Además el informe enfatiza eje en los vencimientos de deuda en el corto plazo a la que se añade, la volatilidad del tipo de cambio.

 

Ayer el candidato del Frente de Todos Axel Kicillof, salió a criticar la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal, en duros términos, tras conocerse el informe: “La gestión de la gobernadora Vidal sobreendeudó a la provincia, lo hizo en dólares, y los vencimientos son en el próximo mandato”, lanzó el exministro de Economía en redes. En esa línea, Kicillof agregó: “Tal vez por estas razones necesitan la campaña sucia. Para que no se hable de la desastrosa gestión que hicieron en la provincia #VidalEsMacri”.

 

Por su parte y desde Córdoba, su ministro de Hacienda, Osvaldo Giordano, viene alertando sobre la merma de la recaudación que viene registrando la provincia que comanda Juan Schiaretti, lo que pone a las arcas provinciales en un virtual rojo fiscal.

 

“Las finanzas públicas de la provincia siguen viéndose perjudicadas por la crisis nacional. Esto se debe a que el 90% de los recursos provienen de impuestos ligados a la actividad económica (IVA, Ganancias, Ingresos Brutos y Sellos), lo cual genera una alta prociclicidad en los ingresos”, señaló Giordano semanas atrás quien alertó a su vez sobre la caída en los impuestos provinciales.

 

“La gobernadora sobreendeudó a la provincia, en dólares, y los vencimientos son en el próximo mandato”, dijo Kicillof.

 

En el caso de Santa Fe, fue el gobernador electo, Omar Perotti quien se encargó de alertar sobre la delicada situación de la provincia. Solicitó a la Auditoría General de la Nación que audite las cuentas provinciales y ya se han generado primeras tensiones entre el socialismo y los delegados de Perotti para encaminar la transición.

 

Desde la oficina del todavía senador, informaron ante El Economista que la situación santafesina es similar a la del resto de las provincias: por un lado, la toma de deuda en moneda extranjera (mucha realizada cuando el dólar cotizaba a $20) y la merma de a la recaudación. La mayor cantidad de vencimientos en moneda extranjera, se concentra en los dos últimos años de la futura gestión de Perotti.

 

Además, advirtieron sobre la deuda que la provincia viene acumulando con los municipios en materia de transferencia para obras. El estado provincial le debe a las comunas $3.000 millones. En esa línea, en el equipo de trabajo de Perotti preocupa el nivel de concreción de algunas obras importantes que la gestión socialista comenzó, pero que todavía permanecen inconclusas.

 

En el caso de Santa Fe se suma el litigio que la provincia ganó en 2015, cuando la Corte Suprema falló para que la Nación le restituya fondos federales sobre el final del mandato de Cristina Kirchner. En el entorno de Perotti sostienen que la provincia no recibió nada de dichos fondos, y que el gobierno socialista “podría haber hecho más” al respecto.

 

Al escenario general de las tres provincias más grandes del país en términos económicos y de volumen demográfico, se suma las medidas que el Gobierno implementó tras las PASO, como la quita del IVA de la canasta básica, sobre lo que la Corte Suprema se expidió instando a Nación a restituir los fondos.

 

A la saga de complicaciones fiscales de las provincias, se suma la información que trascendió en los medios sobre la reducción de fondos que Alberto Fernández le haría a las arcas de la ciudad de Buenos Aires, en una eventual presidencia suya. “El Presupuesto de parques y plazas de la Capital es igual al presupuesto de todo el municipio de La Matanza. Con razón tienen plata para poner plantas hasta en las paredes”, dejó trascender Fernández el lunes pasado en Rosario, cuando visitó la ciudad para cerrar el Foro Ciudades, organizado por María Eugenia Bielsa.

Dejá un comentario