El litio en Jujuy generará US$ 800 millones de exportaciones entre 2022 y 2023

29 de octubre, 2019

Litio catamarca

La producción de carbonato de litio en Jujuy generará unos US$ 800 millones de exportaciones entre los años 2022 y 2023, lo que representará “un gran impacto en la cadena exportadora de la provincia”, destacó el presidente de la Cámara Minera de Jujuy (CMJ), Franco Mignacco.

 

La provincia ha tomado una posición estratégica en el mercado internacional, el cual está mirando con buenos ojos los dos proyectos que se desarrollan en los salares de la puna, a casi 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

 

“Vislumbramos que la demanda del carbonato y el hidróxido de litio para todo lo que sea batería para electrificación del transporte público, de automóviles, como también la acumulación de energías renovables en grandes almacenajes (baterías de iones de litio), van a llevar la demanda a niveles importantes”, resaltó el ejecutivo.

 

El principal producto en Jujuy es el carbonato de litio, que tiene como principales destinos para baterías o para la industria, al mercado asiático (China, Corea y Japón) y en menor medida a los países europeos y Estados Unidos.

 

Las oportunidades de negocio sumado a las perspectivas alentadoras que tiene el mineral, están llevando a las dos compañías jujeñas a modificar sus planes de desarrollo a fin de incrementar su capacidad productiva para abastecer la demanda.

 

El proyecto Olaroz de la empresa Sales de Jujuy (subsidiaria de Orocobre) produce carbonato de litio desde el 2014, mientras que la minera Exar lleva adelante su emprendimiento en el Salar de Cauchari y parte de Olaroz y comenzará a producir las primeras toneladas en 2021, tras cumplir con las fases de operación de los pozos de evaporación y el proceso de concentración en las piletas .

 

Proceso de ampliación En tanto, Sales de Jujuy encara un proceso de ampliación de la capacidad productiva para llegar a 42.500 toneladas por año cuando había arrancado con 17.000 toneladas. Junto al proyecto del Salar del Hombre Muerto, de Catamarca, son los únicos proyectos mineros de litio del país que ya están en producción.

 

Exar, que “había fijado para su proyecto de inversión de 25.000 toneladas por año, hoy tiene el objetivo de producir 40.000 toneladas hacia fines de 2022 con una inversión de US$ 565 millones”, precisó Mignacco, presidente de esa compañía.

 

“Jujuy busca consolidarse como el principal productor de litio del país, y el país se posicionará como uno de los mayores productores a nivel mundial”, aseguró Mignacco.

 

La apuesta por el litio se refleja en el fuerte financiamiento de las empresas propietarias. Para el proyecto de Exar, se invirtieron US$ 160 millones adicionales a los US$ 425 millones previstos inicialmente “para cubrir los costos de ampliación” de la planta, dijo el empresario y directivo.

 

La proyección fue posible por la inversión de Ganfeng Lithium que adquirió así 12,5% adicional de Exar con lo cual esa compañía china tiene en la actualidad 50% del proyecto y la canadiense Lithium Americas la otra mitad.

 

El litio se encuentra en distintas formas dentro de la naturaleza, es abundante en el mundo, y dependiendo del lugar donde se localice será más o menos rentable producirlo.

 

“Jujuy tiene dos salares inmensos, pero el litio no es un recurso que se regenere, es un recurso finito”, expresó.

 

Además el país cuenta con importantes reservas de litio a nivel mundial, lo que lo ha convertido en un importante jugador en los últimos años.

Dejá un comentario