Azcuy inverte US$ 25 millones en proyectos residenciales en Caballito

31 de octubre, 2019

Donna Azcuy

Azcuy, la compañía integral de Real Estate, continúa con el desarrollo de la serie Donna en el barrio de Caballito con el inicio de obra del edificio Donna Magna, la cual implicará una inversión final de US$ 25 millones. La empresa proyecta invertir más de US$ 150 millones para el desarrollo total de la serie que ya cuenta con cuatro obras en ejecución, dos en desarrollo y el 40% de la inversión realizada.

 

Donna Magna (Av. Directorio 248) abarcará una superficie de 11.000 m2 y contará con todas las prestaciones de Donna: sustentabilidad, diseño evolucionado, materiales exclusivos, equipamiento de alta prestación: climatización inteligente VRV, cocinas con tecnología de inducción, parquización consciente – jardines verticales, balcones con vegetación incorporada, riego con control de ph y nutrientes automatizado-, y full amenities -piscina y solarium, spa, gimnasio, parrilleros, sala de juegos, espacios de coworking, gimnasio, espacio de Yoga, cocheras y espacios de carga de autos eléctricos, bauleras, locales comerciales y salón de fiestas-. Donna Magna cuenta con opciones de 2, 3, 4, 5 ambientes y tipología dúplex, que van desde los 66 hasta los 318 m2 (con valores que inician en los US$ 2.200 el m2).

 

“La serie Donna para nosotros significa una nueva etapa. Logramos un producto diferente y que permanecerá vigente en sentido estético y funcional, por eso es atractivo tanto para el usuario final que busca nuevas formas de vida, como para el inversor que busca hacer un buen negocio”, explicó Gerardo Azcuy, socio fundador y director general de la compañía. En esta línea, Azcuy se encuentra próximo a inaugurar el primer edificio en 2020: Donna Terra, de 23 pisos, en Av. Pedro Goyena 1760.

 

Este avance de la serie es una muestra de continuidad de los desarrollos de Azcuy, que finaliza en este mes la serie Building con la inauguración de los edificios Emma (Valle 246) e Isabella (Av. Pedro Goyena 1677).

 

Resguardo de valor y retorno de inversión

 

Según Azcuy, el 55% de los clientes que se acercan a la compañía tienen por objetivo invertir para obtener a futuro un retorno de capital, mientras que el 45% restante aprovecha el momento para adquirir el inmueble y destinarlo como vivienda propia. “La moneda nacional es el m2. El ladrillo se afianzó como un resguardo de valor seguro y confiable, se transformó en un refugio para los argentinos”, explica Gerardo Azcuy.

 

En materia de financiación, la compañía plantea alternativas propias para cada horizonte de sus clientes. El factor común es un anticipo y cuotas hasta la posesión de la unidad en edificios en pozo o en construcción; o un anticipo y financiación de entre 5 y 7 años con hipoteca en edificios terminados. En esta línea, y ante la limitación en la compra de dólares, la empresa acepta realizar las operaciones en moneda nacional según la cotización del momento y respetando los costos fijos en dólares.

 

Dejá un comentario