Alberto y Macri pusieron en marcha el trabajo de los equipos de transición

29 de octubre, 2019

alberto fernández santiago cafiero cecilia todesca

Tal como habían acordado la noche anterior, la del triunfo de Alberto Fernández por sobre Mauricio Macri, el presidente electo y el presidente en funciones se reunieron ayer por la mañana para comenzar el proceso de transición, que acabará el próximo 10 de diciembre, cuando el dirigente del Frente de Todos asuma formalmente. La depreciación de la moneda, la presión sobre el dólar tras el cepo mayor del Banco Central, la evolución del nivel de reservas y el pulso de la inflación sobre los puntos de inquietud compartida más urgente.

 

Desde ambos lados resaltaron el “buen diálogo” que se pudo establecer. “Esta mañana recibí en la Casa Rosada al presidente electo, Alberto Fernández. Mi equipo y yo estamos a disposición para trabajar juntos y lograr una transición democrática que beneficie a todos los argentinos”, señaló Macri en su cuenta de la red social Twitter, luego del encuentro. Fernández no abundó en detalles, pero sí se lo vio de buen humor al salir, con dedos en V y saludos desde la explanada de la Casa de Gobierno. “Esta mañana nos reunimos con el presidente @mauriciomacri en Casa de Gobierno y nos comprometimos a trabajar junto a nuestros equipos para garantizar una transición ordenada que no dañe más a los argentinos y las argentinas. Le agradezco genuinamente su predisposición”, sostuvo Fernández más tarde.

 

Con la reunión, los referentes de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos dieron comienzo a la transición: eligieron a los interlocutores para encarar el diálogo y la coordinación necesaria y se propusieron avanzar en cuanto sea necesario. Por el lado del Gobierno, la tarea estará a cargo del ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio y del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. Por el lado de la fuerza ganadora, el jefe de campaña nacional del Frente de Todos, Santiago Cafiero; el diputado nacional de La Cámpora, Eduardo “Wado” De Pedro; el dirigente Gustavo Béliz; y la exsenadora nacional Vilma Ibarra.

 

Los ministros Frigerio y Lacunza y Cafiero, De Pedro, Béliz y Vilma Ibarra estarán a cargo de la coordinación de equipos.

 

“Fue un buen diálogo inicial de esta transición, que continuará con los distintos equipos y diferentes áreas”, sostuvo Lacunza, quien remarcó “la total predisposición de este gobierno saliente para cooperar” con el entrante, al sostener que “lo importante es el bienestar de los argentinos”. Lacunza reconoció también que volverá a tener intercambios con los técnicos de Alberto en materia económica, como luego de las PASO. Matías Kulfas, posible ministro, Cecilia Todesca y Guillermo Nielsen, entre los que tendrán un rol importante en el gabinete del Frente de Todos.

 

Cafiero será el coordinador del equipo de Alberto. Hijo de Juan Pablo Cafiero y nieto de Antonio, histórico dirigente del peronismo ya fallecido, conoce a Alberto del trabajo conjunto que realizaron en la campaña legislativa de 2017, cuando acompañaron a Florencio Randazzo. Esa relación se ha consolidado durante los últimos meses, a tal punto que Cafiero se convirtió en jefe de la campaña del Frente de Todos y aparece como candidato a ocupar la jefatura de Gabinete de ministros o la secretaría general de la Presidencia.

 

De Pedro, por su parte, tiene línea directa con la vicepresidenta electa Cristina Kirchner y con el diputado nacional Máximo Kirchner. Asimismo, representa el ala más moderada de La Cámpora y en virtud de ese perfil fue incorporado a la mesa chica de Fernández, siendo un actor muy activo en la campaña. Se lo menciona como eventual ministro del Interior.

 

Los otros dos nombres que designó Fernández en ese equipo de transición sorprendieron más. Béliz fue el primer ministro de Justicia de Néstor Kirchner, cuando Alberto era jefe de Gabinete. Al poco tiempo renunció por su enfrentamiento con el entonces poderoso agente de la SIDE Jaime Stiuso, a quien denunció por televisión y exhibió su fotografía. Si bien Béliz hace tiempo que estaba cerca de Alberto, no había adquirido hasta aquí mayor visibilidad. Algo parecido sucede con Vilma Ibarra. Ex pareja del presidente electo, fue convocada para asesorar en temas legales y de Justicia, y suena como posible secretaria de Legal y Técnica.

 

Más allá de estos nombres, el presidente saliente y el electo acordaron tener “línea directa” cuando lo consideren pertinente o cuando la realidad lo amerite.

Dejá un comentario