Tras las protestas en shoppings, la CAC advirtió por derechos de los comercios

11 de septiembre, 2019

Tras las protestas en shoppings, la CAC advirtió por derechos de los comercios

Manifestantes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular protestaron ayer contra el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y pidieron la declaración de la emergencia alimentaria, proyecto que el jueves se debatirá en el Congreso por impulso opositor. Lo hicieron irrumpiendo en shoppings ubicados en las zonas de mayores ingresos de la ciudad.

 

Los puntos elegidos por los manifestantes fueron el Patio Bullrich, el Recoleta Urban Mall, las Galerías Pacífico y el shopping Alto Palermo. Los patios de comidas de los centros comerciales fueron lugares centrales de la protesta, que incluyó cánticos y banderas.

 

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) pronunció su repudio ante los hechos y rechazó firmemente “la ilegítima ocupación de estos espacios, que perturbó el normal desarrollo de la actividad comercial y gastronómica que allí se realiza y que genera un importante aporte a la generación de empleo y a la recaudación tributaria”.

 

Si bien la entidad reiteró su pleno compromiso con el derecho de peticionar a las autoridades, del que gozan todos los habitantes de la Nación conforme al artículo 14 de nuestra Constitución Nacional, simultáneamente, exhortó a que se garantice “que su ejercicio no colisione con los derechos de trabajar y ejercer toda industria lícita y de usar y de disponer de su propiedad, también consagrados en el citado artículo de nuestra Carta Magna”.

 

Durante las protestas, la Ctep distribuyó en los shoppings un documento con el título “Ciudad en Emergencia”, en el que consideró que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, es “responsable de esta crisis” tanto como el presidente Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. La lista de demandas de la organización incluyó la “emergencia habitacional, emergencia en adicciones y emergencia social y laboral”.

 

La protesta fue reflejada por comensales que estaban en los distintos patios de comidas, a través de las redes sociales. En noviembre del año pasado, la organización ya había utilizado esta metodología.

 

Juan Grabois, uno de los principales dirigentes de la Ctep, se refirió a las protestas en su cuenta de Twitter, donde desmintió haber intervenido u organizado las manifestaciones: “Le pido a la prensa canalla y al gobierno que dejen de atribuirme acciones en las que no participé ni organicé. De todo lo que yo impulso o propongo, con errores y aciertos, me hago cargo, pongo la cara y el cuerpo. ¿No les alcanza con tergiversar mis palabras que además me inventan acciones? En cualquier caso, mejor es atender a los reclamos sociales en vez de inventar demonios”, señaló.