El efecto “trabajador adicional” hizo subir el desempleo a 10,6%

20 de septiembre, 2019

Indec EMAE IPC desempleo

Durante el segundo trimestre del año, la desocupación a nivel nacional siguió escalando, luego de que durante los primeros tres meses de 2019 alcanzara los dos dígitos y se ubicara en 10,1%. De acuerdo con los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), entre abril y junio de este año la tasa de desocupación ascendió a 10,6%, en tanto que las tasas de actividad y de empleo subieron a 47,7% y a 42,6%, respectivamente.

 

“De dichas tasas, sólo la de actividad presenta una diferencia estadísticamente significativa con respecto al trimestre anterior, mientras que los incrementos interanuales en las tres tasas revisten significancia estadística: la tasa de actividad crece 1,3 puntos porcentuales, la tasa de empleo aumenta 0,7 puntos porcentuales y la tasa de desocupación sube 1,0 punto porcentual”, detalló la entidad estadística en su informe.

 

No obstante, el crecimiento de 0,7 puntos porcentuales en la tasa de ocupación significó sobre el nivel de empleo un aumento de 2,7% respecto al mismo período del año pasado. “Esta dinámica, a priori, que podría parecer incongruente, se debe a que al mismo tiempo se dio una expansión de la Población Económicamente Activa (PEA): los participantes del mercado laboral se incrementaron 3,9% interanual”, explicaron desde la consultora Ecolatina.

 

De acuerdo con el Indec, se destacan, además, aumentos estadísticamente significativos en la tasa de subocupación, tanto en la comparación intertrimestral como en la interanual, que fueron de 1,9 y 1,4 puntos porcentuales, respectivamente. En tanto, la tasa de ocupados demandantes de empleo también se incrementó significativamente en la comparación interanual al observarse un crecimiento de 2,3 puntos porcentuales.

 

El efecto “trabajador adicional” hizo subir el desempleo a 10,6%

 

Según los datos oficiales, la desocupación es más profunda en el áreas comprendida por el Gran Buenos Aires, teniendo en cuenta que en este distrito este nivel alcanzó 11,9% durante el segundo trimestre, seguido por las regiones pampeana y noroeste, con niveles de 11,0% y 9,4%, respectivamente. En cambio, la menor desocupación se registró en la región del noreste, con una tasa de 3,7%, seguido por el Cuyo (6,3%) y la patagonia (7,1%).

 

“Lo que estamos viendo ahora es el final del tobogán que comenzó en el segundo semestre de 2018, que en ese año el nivel de empleo había arrancado bien, pero que con las crisis de abril y agosto de ese año se empezó a derrumbar y tuvo sus golpes más fuertes durante el último trimestre de 2018 y en el primer trimestre de 2019”, explicó en diálogo con El Economista Matías Ghidini, gerente general de la consultora GhidiniRodil.

 

“La situación del empleo es muy crítica, con un crecimiento de la ocupación, pero estamos llegando al piso”, señaló Ghidini, y agregó que lo que viene es una situación muy parecida, de poco cambio. “Creo que lo más significativo es que vuelve un mercado laboral de nicho, es decir, muy específico, con oportunidades para muy pocos. Hoy, con esta situación, hay oportunidades laborales, pero son muy pocas y se encuentran en el mundo de la tecnología, de la energía y petróleos y en algo de las fintech”, señaló el especialista.

 

Ghidini estima que hay muy pocas posibilidades de que este escenario cambie en el corto plazo, mientras que en el mediano plazo va a depender mucho de las decisiones que tome el nuevo gobierno. “El fin de año va a estar duro. La esperanza habría que ponerla en 2020”, afirmó Ghidini, que considera que los cambios de fondo no se van a hacer este año.

 

“La proliferación de los puestos de trabajo informales y de las actividades cuentapropistas continuará ganando terreno, en tanto no se observe una reactivación económica que permita un aumento del empleo de calidad”, advirtieron desde la consultora Ecolatina.