Nueva información para calibrar las estrategias en pesos

18 de julio, 2019

pesos inflación financiamiento precios pactos sociales pymes

Por Federico Filgueira Socio de MAg Finanzas

 

Como es sabido por los interesados en temas económicos y gestión de inversiones, los últimos tres días hábiles de cada mes el BCRA realiza un Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que es publicado en el sitio web de este organismo el segundo día hábil de cada mes.

 

Debido a que un cambio de expectativas puede derivar en la necesidad de recalibrar estrategias para algunos casos, es importante monitorear las variaciones que han sufrido las expectativas sobre las principales variables financieras: tasa de interés (Leliq), inflación y tipo de cambio.

 

Como puede observarse, si bien en el corto plazo las variables exponen algún desvío respecto a los resultados del mes anterior, y los mismos varían de variable en variable, hay un factor común: las expectativas a mediano y largo plazo han sufrido cambios menores y, en algunos casos, nulos.

 

  • Expectativas de inflación. La misma se ha incrementado levemente para el corriente año, pero se redujo su movimiento para 2020.

 

  • Tipo de cambio nominal. La expectativa de devaluación para 2020 ha disminuido en torno a 2% respecto al mes anterior. No obstante, la devaluación estimada para 2020 se mantiene prácticamente invariante.

 

  • Tasa de Política Monetaria (Leliq). Si bien esta variable no ha sufrido variaciones para los cierres de 2019 y 2020, presenta es una mayor disminución para los próximos meses.

 

 

Por otro lado, siguiendo con el análisis efectuado en el artículo publicado semanas atrás, en el que analizamos dos estrategias de inversión en pesos (constitución de plazos fijos hasta abril del año que viene versus la compra del bono CER TC20), es importante reflejar tanto las variaciones comentadas respecto a la macro (expectativas de tasas de interés e inflación), así como el paso del tiempo y las variaciones en la cotización del bono TC20.

 

Si bien la suba de la cotización del TC20 que ha sucedido en los últimas dos semanas (de $178 a $ 186 por cada $100 de capital) genera un decrecimiento de la rentabilidad a obtener para los que no hayan ingresado aún en esta estrategia, esa opción si gue siendo más rentable que el plazo fijo. Eso se debe a que este último depende puramente de las tasas de interés futuras, las cuales parecen adelantar la baja en los próximos meses (disminuyendo el retorno a obtener) y que, por otro lado, la leve suba de la expectativa de inflación juega a favor del TC20.

 

En resumen, el TC20 sigue siendo una muy buena opción para los que están buscando rentabilidad en pesos y no quieren estar expuestos al riesgo de tipo de cambio ya que, dadas las expectativas del REM, ese instrumento entregaría una rentabilidad anual por encima del 80%. Ahora bien, los que busquen rentabilidad en pesos y estén dispuestos a estar expuestos al riego de tipo de cambio, deberán analizar las curvas de dólares junto a las opciones CER.

 

 

Dejá un comentario