El BCE no tomó medidas y todo pasó para septiembre

26 de julio, 2019

semana tasas fed Powell Draghi

“Ustedes primero”, parecieron decirles los funcionarios del Banco Central Europeo a sus colegas de la Reserva Federal y dejaron todo como estaba en su reunión realizada hoy. De todas maneras, Mario Draghi dio a entender que se están analizando medidas de estímulo monetario frente al bajo crecimiento en la zona euro y a una tasa de inflación que no llega a la meta que es “inferior pero cercana al 2%”. El mercado espera que en la próxima reunión del BCE, prevista para septiembre, se anuncie un conjunto de medidas que incluirán llevar la tasa de interés del – 0,4% al – 0,5% y retomar el programa de compra de activos.

 

Antes de la próxima reunión del BCE, la Fed bajará la tasa a fines de julio y profundizará una tendencia global porque varios bancos centrales ya iniciaron ese camino.

 

Draghi trazó un panorama bastante pesimista sobre la economía europea, en particular sobre el sector industrial y admitió que la recuperación de la actividad que se esperaba para este segundo semestre de 2019, se demorará. “La situación sigue empeorando” admitió sin vueltas. Pero rescató la fortaleza del mercado de trabajo que permite que el consumo se sostenga.

 

También sostuvo que no hay indicadores que permitan pensar que la inflación se acerque en el corto plazo a la meta y reafirmó que el BCE no tiene un objetivo en materia cambiaria y que se respetará el compromiso de no desatar un ciclo de devaluaciones competitivas en lo que puede entenderse como una respuesta a Donald Trump que acusa a los europeos de manipular su moneda para ganar competitividad. De todas maneras, si la Fed afloja antes que el BCE la política monetaria, el dólar debería devaluarse frente al euro.

 

Dejá un comentario