Se realizaron las primeras pruebas del Viaducto Mitre y se inaugurará en los próximos días

3 de mayo, 2019

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, participaron de la primera prueba de funcionamiento de los trenes que circularán por el Viaducto Mitre, una obra de ingeniería de 3,9 kilómetros que permitirá que los vecinos ahorren hasta unos 20 minutos de viaje y que se inaugurará en los próximos días, tal cual estaba estipulado.

 

En este contexto, la Ciudad ya eliminó las barreras de la calles Blanco Encalada, Monroe, Mendoza, Olazábal y Juramento, y próximamente lo hará con las de las calles Olleros, La Pampa y Sucre. A su vez, se abrirán cuatro nuevas calles: Roosevelt (habilitad al tránsito desde ayer), Echeverría, Virrey del Pino y José Hernández.

 

 

Además, el jefe de Gobierno porteño, quien irá por un segundo mandato en 2019, indicó que “tras casi tres años de obra estamos por inaugurar un viaducto en la Argentina después de 100 años”, y agregó: “Cumplimos con los plazos: dijimos que para el 30 de abril iban a estar terminadas las obras, y lo están”.

 

“Es un sueño hecho realidad y un mensaje de esperanza de que en Argentina se puede”, expresó Rodríguez Larreta

 

Asimismo, Rodríguez Larreta hizo hincapié en el trabajo en conjunto con el Gobierno, y aseguró: “Estas obras se habían planificado cuando Mauricio Macri era jefe de Gobierno porteño”. Para concluir, remarcó que “la obra es de calidad mundial, de primer nivel”, y sintetizó: “Se traduce en tiempo libre para los vecinos, en seguridad vial y en que se puede mejorar el sistema ferroviario”.

 

 

A su vez, Dietrich explicó que “lo que se vivió ayer acá fue muy emocionante”, y explicó: “Hubo conductores y personal de los trenes que se emocionaron hasta las lágrimas. Los vecinos, incluida la gente que estaba en los clubes, paraban lo que estaban haciendo para aplaudir. Estas cosas parecían imposibles y hoy empiezan a ser realidades”, manifestó el siempre activo ministro de Transporte. En esa línea, indicó que “esto es una muestra más de este cambio profundo y estructural que estamos encarando con Mauricio, Horacio y María Eugenia Vidal”.

 

 

En la actividad también participaron el vicejefe y ministro de Seguridad porteño, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, Franco Moccia; el secretario de Transporte, Juan José Mendez; el secretario de Planificación de Transporte de la Nación, Germán Bussi; el presidente de Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA), Carlos Frugoni; el presidente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, Ramón Lanús; el presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila; y el presidente de Trenes Argentinos Infraestructura, Guillermo Fiad.

 

Por su parte, Moccia afirmó que con la obra “se gana en más seguridad y mejor transporte público”, y complementó: “Tiene un impacto en casi 450.000 personas que viven en este barrio de Belgrano y las 120.000 que toman el tren”.

 

 

“Es tiempo libre para los vecinos, calidad de vida y también mejora tanto en lo ambiental como en lo que tiene que ver con la integración urbana”, completó el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño.

 

Orfila, en tanto, aseguró que estas pruebas de funcionamiento sirven para “estabilizar el sistema eléctrico y el sistema de señales”, y cerró: “También contribuyen para la práctica de los conductores, para que puedan reconocer la vías, los sistemas y sentirse cómodos”.

 

 

***

Los detalles técnicos

En los días previos a la inauguración, la estructura ferroviaria está atravesando diferentes etapas de prueba para asegurar su correcto funcionamiento.

 

La primera etapa en el viaducto se realizó sin electricidad, con un tren movilizado por dos locomotoras que cumplieron la función de simular el peso de un tren lleno.

 

Allí se verificó el correcto funcionamiento del sistema de señales y cambios de vías, además de certificar que la altura del tercer riel fuera la adecuada en todo el trayecto.

 

Superadas estas pruebas, este viernes comenzó a corroborarse el sistema eléctrico del viaducto con energía. Con los sistemas eléctrico y de señales/cambios chequeados, circularon en ambos sentidos cuatro formaciones completas sin pasajeros. Esa prueba se realizará durante varios días, desde las 7 de la mañana hasta la noche, simulando la misma demanda de energía que un servicio de pasajeros convencional. En esta instancia, todos los motorman de la línea realizan la prueba de manejo sobre el viaducto para ir familiarizándose con el trayecto.

 

El Viaducto Mitre contará con dos estaciones elevadas: Belgrano C y Lisandro de la Torre. Gracias a la construcción del viaducto se generarán 60.000 metros cuadrados de nuevos espacios públicos y verdes debajo del mismo.

 

Para decidir el uso de estos espacios, los vecinos pueden asistir a distintas reuniones para acercar ideas. La modalidad de trabajo consiste en mesas de hasta diez vecinos moderadas por un facilitador, donde un equipo técnico conformado por arquitectos y urbanistas expone las características de cada área para mostrar los posibles usos.

 

Así, los vecinos trabajan sobre mapas a escala que muestran el detalle de cada tramo e indican los servicios o actividades que les gustarían tener: locales comerciales, gastronómicos, espacios verdes, bicisendas, postas aeróbicas, y más. Para facilitar la participación de la mayor cantidad de vecinos, se dispusieron reuniones en tres turnos (mañana, mediodía y noche) y el bajo viaducto se va a analizar en tres tramos durante nueve reuniones. En total, se convocó a más de 250.000 vecinos a través de las redes sociales e invitaciones puerta a puerta. Se inscribieron 14.000 personas y ya participaron 1.000 vecinos en las primeras seis reuniones.

 

Las obras también contribuirán al cuidado del medio ambiente, ya que no habrá más demoras con la barrera baja y los vehículos van a circular de una manera más fluida, generando una menor emisión de gases contaminantes.

 

En total, el Viaducto Mitre beneficiará a un promedio de 120.000 usuarios diarios del ferrocarril Mitre; a 30.000 personas que se movilicen en colectivo y a 70.000 que usen sus autos particulares y a los 454.000 vecinos de los barrios de Belgrano, Núñez y Palermo.

 

La línea Mitre ramal Retiro-Tigre cuenta actualmente con 17 estaciones y tiene un recorrido que alcanza el norte del Área Metropolitana de Buenos Aires hasta la estación Tigre, atravesando los partidos de Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre. Entre 2008 y 2018 se construyeron 29 pasos bajo nivel y se eliminaron cinco barreras, y este año finalizarán las obras de tres nuevos viaductos en la Ciudad: San Martín, Mitre y Belgrano Sur.

Dejá un comentario