El intercambio comercial con Brasil arrojó un saldo positivo de US$ 4 millones en abril

2 de mayo, 2019

exportaciones importaciones intercambio comercial

Tras cuatro meses de fuerte superávit, el intercambio comercial con Brasil en abril fue prácticamente equilibrado. Arrojó un leve saldo positivo para Argentina de US$ 4 millones explicado por el desplome de las importaciones del 45,9% interanual por un total de US$ 904 millones, frente a exportaciones por US$ 908 millones (-6,6%).

 

El comercio bilateral totalizó así US$ 1.812 millones en abril, 31,4% inferior al valor registrado el año anterior; y el leve superávit en el saldo comercial contrasta con los US$ 698 millones de déficit de abril de 2018.

 

De esta manera, el país acumula cinco meses de superávit consecutivos, según datos publicados por el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, citados por la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

 

A su vez, la consultora Ecolatina proyectó para este año un superávit cercano a los US$ 900 millones como consecuencia de una dinámica importadora contractiva que mostraría una lenta desaceleración, sumado a exportaciones que cerrarían el año con un avance consolidado.

 

“De esta forma, se alcanzaría el primer superávit en el intercambio bilateral de bienes desde 2003, aunque más no sea por un retroceso importador: las exportaciones no llegarían al nivel de 2014”, argumentó Ecolatina.

 

“La marcada caída de las compras a Brasil se explica, por un lado, por la nueva ola de volatilidad vista en el mercado cambiario, a lo que se suma un nivel de actividad deprimido en el plano local que presiona sobre las importaciones de bienes intermedios y de capital”, señaló la consultora.

 

Según el informe, las principales bajas en el rubro importaciones argentinas (45,9%) se dieron en hierros, aluminios, plásticos, papel y cerámicos, “todos ellos insumos clave para la industria manufacturera y la construcción, dos de las ramas más afectadas por la recesión en nuestro país”.

 

Por otro lado, el retroceso de las exportaciones argentinas mostró sus mayores caídas en vehículos de pasajeros y autopartes (industrias cuya rentabilidad se vio afectada por la imposición de derechos de exportación adicionales en septiembre de 2018, que dejó ver sus efectos sobre las colocaciones en el exterior durante los últimos meses), combustible, aceite de girasol y trigo.

 

En relación a los destinos, Argentina se posicionó en tercer lugar entre los mayores proveedores de Brasil, por debajo de China, Hong Kong y Macao (US$ 2.604 millones) y Estados Unidos (US$ 2.428 millones), precisó la CAC.

 

Respecto a los principales compradores de Brasil, Argentina también se ubicó tercera, detrás de China, Hong Kong y Macao (US$ 5.995 millones) y Estados Unidos (US$ 2.821 millones).

 

En el primer cuatrimestre el intercambio entre ambas economías retrocedió 27,3% y alcanzó US$ 6.830 millones, mientras que el saldo comercial de Argentina revirtió su signo, con un superávit de US$ 338 millones frente al déficit de US$ 2.739 millones en el mismo período de 2018.

 

Esto se debe a la suba de las exportaciones de Argentina hacia Brasil (7,8%) y a la fuerte contracción de las importaciones locales (46,5%) en dicho período.

 

Dejá un comentario