Barletta complica juego de Corral en Santa Fe

23 de enero, 2019

Barletta complica juego de Corral en Santa Fe

 

Lejos de lo que esperaba para este inicio de año, el intendente de Santa Fe y expresidente de la UCR, José Corral, enfrenta por estos días un complicado frente interno. No ya con el PRO provincial, que persiste en mantener su precandidato a gobernador de la provincia, Federico Angelini. Si no, con su propia corriente interna dentro del partido, el Grupo Universidad. El actual embajador en Uruguay, Mario Barletta, irrumpió en el escenario electoral con pretensiones y con apoyos que complican el juego de Corral.

 

Barletta es su antecesor en la intendencia de la ciudad capital y un histórico socio político de Corral. En 2017 quedó afuera de la lista de Cambiemos, cuando todo hacía prever que encabezaría la nómina legislativa en las elecciones de medio término. Su reemplazante fue Albord Cantard, con mucho menos conocimiento público, pero apoyado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña. En esta ocasión Barletta se anota, con algún guiño de la Casa Rosada y el apoyo más o menos explícito de la dirigente de Coalición Cívica, Elisa Carrió, que mira con recelo al intendente de Santa Fe.

 

El embajador en Uruguay pretende presentarse como la alternativa de unidad en Cambiemos. Tiene su experiencia en elecciones de este tipo, pero no promisorias. Se presentó en dos ocasiones en las primarias del Frente Progresista Cívico y Social, derrotado en ambas por candidatos socialistas. La primera ocasión, por Antonio Bonfatti. La segunda, por el actual gobernador Miguel Lifschitz. Por cierto, cuando el radicalismo, de manera orgánica, pertenecía al Frente. Hoy un sector persiste, mientras que la conducción del partido formó en 2017 Cambiemos Santa Fe.

 

Cerca de Corral se muestran preocupados y decididos. Aseguran que el intendente no se “bajará” de la pelea por ningún motivo. Pero advierten que esta indefinición y los cortocircuitos que podrían traer, complican sus posibilidades y las de Cambiemos. Sobre todo teniendo en cuenta el desafío de instalar su candidatura en el más poblado sur de la provincia, donde su figura resulta menos conocida. También apremia el calendario. Porque, el 22 de febrero cierra el plazo para la inscripción de listas, el 28 de abril son las primarias abiertas y el 16 de junio, las generales.

 

Además, Cambiemos tiene rivales de peso en la pelea por la gobernación. Por el oficialismo y con el apoyo de un sector del radicalismo, que posiblemente coloque al candidato a vice, Antonio Bonfatti buscará su segundo mandato. Mientras que en el peronismo aparecen varios postulantes con posibilidades. Entre ellos, el senador nacional Omar Perotti y la exvicegobernadora María Eugenia Bielsa.

 

En su lanzamiento virtual, la semana pasada, Corral había hecho eje en la inseguridad. “Quiero ser gobernador de la provincia de Santa Fe para que los santafesinos vivamos seguros”, dijo en las redes sociales. Y agregó: “Las víctimas de la inseguridad en nuestra provincia tienen nombre y apellido. Necesitamos una propuesta que construya tranquilidad y orden. Nos merecemos vivir en paz”.

 

 

Dejá un comentario