Bajaron los aportes del Estado para Enarsa a $ 9.800 M

12 de diciembre, 2017

Bajaron los aportes del Estado para Enarsa a $ 9.800 M

 

En un encuentro con la prensa del que participó El Economista, el presidente de Enarsa, Hugo Balboa, se refirió a los aspectos clave de la compañía estatal que fue fusionada recientemente con Ebysa y que tendrá a  su cargo la ejecución de las  polémicas represas de Santa Cruz. Balboa, un hombre cercano al ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo que Enarsa, una empresa muy cuestionada por las denuncias constantes de corrupción durante los años del kirchnerismo y también por los desmanejos  económicos, cerrará 2017 “con un nivel de aportes del Estado de sólo $ 9.800 millones, es decir, el 34% del valor requerido en 2015″.  Por su parte, en el 2016 fueron $14.800 millones.

 

Sin embargo, Balboa cuestionó la decisión del juez Claudio Bonadio quien procesó a cuatro  empleados de la gestión actual por  la causa del GNL. “Me parece que están injustamente procesados. En mis treinta años de experiencia en el negocio petrolero nunca he visto que a un empleado se lo procese por firmar una factura. El juez lo pone al mismo nivel del descalabro de Julio de Vido”, dijo.   Según Balboa, desde Enarsa “ya se han presentado las apelaciones a la Justicia” y la Cámara debe resolver.

 

De todas formas, Balboa, admitió los mejores resultados se consiguieron en parte gracias a la caída en los precios internacionales del GNL. “La mayor demanda que tenemos nosotros es por el los cargamentos de GNL o por el gas que le compramos a Bolivia. El valor del GNL bajó a nivel internacional. En 2015,  Enarsa  compraba el GNL a un precio de US$ 10,88 el millón de BTU. En 2016 lo compramos a US$ 5,44 el millón de BTU. O sea lo bajamos un 49%, a pesar de que los dos indicadores de referencia que son el Henry Hub y el Brent lo habían hecho en 6% y 14%. Es decir, se logró bajar mucho más que esos indicadores. Y en 2017 los precios del Brent y del Henry Hub subieron un 24% respecto a 2016. Y nosotros solo lo hicimos en un 6%, al pasar de US$  5,44 por millón de BTU a US$  5,77 por millón de BTU”, indicó.

 

Compras de gas

 

Y con respecto a las compras de gas que maneja Enarsa,  Balboa explicó que las necesidades de fondos de la compañía para las compras de gas tanto por lo que entra por Bolivia, Chile fueron del orden de los US$ 2.200 millones este año. “Cuando en 2015 había alcanzado los US$ 3.500 millones, es decir representaron unos US$ 1.200 millones menos”, agregó.

 

Balboa explicó que las transferencias también bajaron porque la tarifa de gas subió.  “Entonces nos beneficiamos con un doble efecto. Bajó el precio del gas y la tarifa local del gas subió, con lo cual el gas que tuvimos que suministrar fue menor”, precisó.

 

El presidente de Enarsa también recordó que “se bajaron en US$ 5 millones el costo de los remolcadores en la licitación de este año con respecto a 2016  y US$ 10 millones con respecto a 2015”.

 

Además Balboa destacó que “se hizo un fuerte trabajo para recuperar las deudas  con las distribuidoras de gas y sólo este año se recuperaron casi $ 800 millones”.

 

La compañía, que tuvo diversos objetivos desde su creación en 2003, en la actualidad maneja todas las compras del GNL al exterior, las plantas regasificadoras  y también las de gas. Las importaciones de  GNL se convirtieron en el sustituto durante los últimos años debido a las crecientes caídas en la producción de hidrocarburos aunque para Balboa si avanzan los proyectos en Vaca Muerta y empiezan a producir como el de Tecpetrol  esto generará una menor presión sobre las importaciones a mediano plazo.

 

En octubre pasado, el Gobierno decretó la creación de la empresa Integración Energética Argentina SA que surgió de la fusión de Energía Argentina SA (Enarsa) y Emprendimientos Binacionales SA (Ebisa), y dispuso la venta de los activos del Estado nacional en el sector, que incluyen seis centrales termoeléctricas y participación accionaria en distintas compañías.

 

Con respecto a la nueva misión de la compañía Balboa reconoció que “todavía no nos hemos juntado con Ebisa y sabemos los problemas que se arrastran porque son públicos”.

 

De las centrales participó la empresa cordobesa Electroingeniería pero la empresa más grande es Gezouba, la empresa china de construcción de centrales. Por su parte, la española Isolux se ocupó  de la obra de la central de generación en el Yacimiento Carbonífero de Río Turbio pero se encuentro en un proceso de quiebra a nivel global y se aguarda la resolución judicial.

 

Con respecto a las centrales Balboa explicó que “mi mayor preocupación es armar un sistema de control para poder desarrollar los contratos que antes tenía Ebysa y, si bien Enarsa la absorbe, se debe definir el directorio de la nueva que debe nombrar el Ministerio de Energía. Y eso se tiene que definir en breve”.

Dejá un comentario