Oportunidad en bonos en pesos a tasa variable

26 de octubre, 2017

Oportunidad en bonos en pesos a tasa variable

 

Por Matías Daghero Autor de “Con los $ que tengo, ¿qué hago?”

 

En su decisión de fijación de la tasa de referencia de política monetaria de esta semana el BCRA sorprendió al mercado llevándola a 27,75%, lo que representó una suba de 150 puntos básicos en un solo movimiento.

 

Recordemos que la misma se encontraba en 26,25% desde  abril, inalterable pese a que en el medio las tasas de Lebac sufrieron una serie de cambios e incluso se invirtió la curva de tasas.

 

Esta decisión del BCRA apunta a amortiguar el efecto en el traslado a precios que seguramente tendrá el reciente aumento en las naftas y el próximo en las tarifas.

 

Por otra parte, ayer comenzaron a circular versiones respecto a que el Gobierno estaría analizando la posibilidad de grabar la renta financiera de los plazos fijos mayores a $500.000 y las Lebac.

 

Lo que la mayoría de los operadores se preguntan es si no debería grabarse (en caso de darle curso), sólo a la renta que supera a la inflación, es decir a la rentabilidad real.

 

Desde hace años los balances de las compañías reflejan ganancias ficticias debido a la imposibilidad de aplicar el ajuste por inflación, algo que cambiaría con la serie de reformas que estarían ingresando (revalúo técnico mediante), pero parecería que quizás se estaría dando de baja una distorsión de años para dar lugar a otro.

 

Más allá de las valoraciones que uno pueda hacer respecto a si es correcto o no este tipo de impuestos, cuando uno administra sus ahorros debe mirar el panorama completo y el efecto que una medida de este tipo puede tener en el retorno final de las distintas alternativas.

 

Es que en un Congreso en el que, a pesar del buen resultado electoral del domingo, el Gobierno no cuenta con mayoría, las reformas y leyes surgirán fruto de los consensos y acuerdos entre las distintas agrupaciones políticas. Hay un conocido dicho que reza que un camello es un caballo luego de pasar por las reuniones en comisión del Congreso. Bueno, algo así podría pasar con el impuesto a plazos fijos y Lebac, que sea una herramienta de negociación con la oposición para conseguir los votos para otras leyes que el Gobierno quiera pasar por el Congreso.

 

Oportunidad en bonos en pesos a tasa variable

 

¿Y ahora?

 

La pregunta que surgirá en los inversores si llegaran a grabarse las Lebac, es como continuar participando de la fiesta de tasas en pesos pero sin tener que resignar prácticamente toda la utilidad pagando impuestos (si aplicamos el
35% sobre la tasa de Lebac más larga nos da 18% de rendimiento, muy en línea con la inflación proyectada).

 

En ese sentido, si los bonos no son incluidos en el impuesto, podrían ofrecer a los inversores una alternativa indirecta para poder captar la rentabilidad de un plazo fijo o de una Lebac corta.

 

Esto se debe a que existen bonos que pagan la tasa Badlar más un spread (puntos por encima de esta tasa), como así también bonos que pagan la tasa de pases (tasa de política monetaria actual).

 

Si algún inversor minorista mirando la suba en la tasa de pases del día de ayer buscara poder invertir en la misma, el único canal que tiene hoy es a través de la compra del Bopom 2020 (TJ20). El único inconveniente que presenta este bono es que no cuenta con demasiada liquidez como otros, por lo que debe ser tenido presente al momento de invertir. Quizás en las próximas licitaciones que efectuará el Ministerio de Finanzas aplique una ampliación de este bono, en línea con lo manifestado por el ministro de Finanzas, Luis Caputo, de buscar cambiar  paulatinamente la moneda de emisión de la deuda.

 

Por el lado de los bonos a tasa Badlar, existe una mayor cantidad de alternativas y la liquidez es mayor que en el caso del TJ20. Aquí encontramos bonos que vencen desde marzo 2018 hasta octubre del 2022.

 

Lo que debe tener presente el inversor al momento de comprar estos bonos, a diferencia de lo que pasa con las Lebac y los plazos fijos, es que la tasa irá modificándose en el transcurso de la inversión y que al momento de vender el bono podrá haber también una ganancia/pérdida de capital en el mismo frente a las variaciones de la tasa.

 

Con el surgimiento de las Lebac muchos argentinos que antes sólo compraban dólares o hacían plazos fijos se animaron a dar el primer paso en la Bolsa comprando Lebacs. De confirmarse este gravamen a la renta financiera de las Lebac, quizás muchos se animen a dar un paso más y a empezar a invertir en bonos. Veremos.

Dejá un comentario