Latinoamérica busca negocios en Africa

19 de septiembre, 2017

Latinoamérica busca negocios en Africa

 

Poco a poco los países africanos empiezan a aparecer en el radar de América Latina y el Caribe a la hora de buscar nuevas oportunidades de negocios, impulsados por las proyecciones de crecimiento del PIB en varias de las principales economías del continente y las perspectivas positivas para 2018.

 

De acuerdo al informe African Economic Outlook, la tasa de crecimiento de África será este año de 3,4%, en tanto continuará la tendencia positiva en 2018, alcanzando 4,3%. En el desglose por regiones, Africa del este tendrá la mayor tasa de crecimiento con 5,7%, seguida por Africa del oeste (3,5%) y el Norte de Africa (3,4%). Por su parte, el crecimiento previsto para Argentina es de 3% para 2017 y entre 3,5 a 4% para 2018.

 

En línea con esta tendencia, entre el 3 y el 5 de octubre la ciudad de Rosario será la sede de la II Cumbre de Negocios LAC Africa en la Bolsa de Comercio local. Tras la primera cumbre realizada en 2016 en Nairobi, Kenia, ahora llegarán al país inversores y representantes de las cámaras de comercio de Kenia, Nigeria, Sudán del Sur, Ghana y Etiopía, entre líderes empresariales de más de 20 países de África, América Latina y el Caribe.

 

Las áreas temáticas más relevantes para ambos continentes y que integran el programa de la Cumbre 2017 son Agroindustria y Procesamiento de Alimentos, Turismo y Hospitalidad, Producción, Infraestructuras, Energías Renovables, Emprendimiento de la Mujer, Negocios Inclusivos y Sustentables, entre otros.

 

“El mundo tiene interés por los cambios positivos que vive Argentina” señaló Justo Casal, organizador de la Cumbre y precisó que “Africa busca consolidar su crecimiento, para ello necesita socios comerciales que potencien su desarrollo y Argentina puede ser uno de ellos”. Según datos del Indec en 2016 la balanza comercial de nuestro país con las naciones del Magreb + Egipto y las que integran la Unión Aduanera de Africa Austral (SACU, es su acrónimo en inglés) arrojó un superávit de US$ 4.243 millones. De allí, el interés en esta cumbre.