Contra las “mafias” y el pasado, Macri ya piensa en 2019

29 de septiembre, 2017

Contra las “mafias” y el pasado, Macri ya piensa en 2019

 

La detención de Juan Pablo “Pata” Medina, titular de la UOCRA en La Plata, fue un regalo para la campaña de Cambiemos que el presidente, Mauricio Macri, insiste en remarcar. La denominada “lucha contra las mafias” es un eje en la campaña e imágenes como la de la detención al sindicalista  le sirvieron al oficialismo para reimpulsar la campaña en la semana que se retomaron los spots en los medios audiovisuales, a menos de un mes de los comicios del 22 de octubre. También sirvieron de impulso los recientes indicadores económicos, que Macri destacó en las intervenciones de ayer, que incluyeron la primera entrevista en varios meses. A diferencia de la campaña de agosto, Cambiemos busca capitalizar algunos resultados económicos para la elección legislativa.

 

Antes de que se conociera la baja en el índice de pobreza, difundido por el Indec, el Presidente hizo referencia a la generación que decidió quedarse en el país y destacó que es la que lleva “a la principal tarea que hemos asumido, que es reducir la pobreza, algo que se hace con mejor educación y buenos empleos”. Fue durante la presentación de la Sociedad por Acción Simplificada (SAS), en la cual el Mandatario aprovechó para hacer mención a las denuncias por extorsión y la detención del “Pata” Medina al aseverar que “no hay lugar para comportamientos mafiosos en esta Argentina en la que nos hemos comprometido todos”. De todas formas, señaló que Medina representa solo a “una minoría del sindicalismo” que el Gobierno está “tratando de erradicar”.

 

El Presidente habló también en una entrevista, al canal norteamericano Bloomberg, y aseguró estar abierto “a un segundo mandato”, pero señaló que recién discutirá su sucesión “al final del año que viene, todavía falta mucho tiempo”. Con miras a los comicios del 22 de octubre y a la polarizada elección entre Cambiemos y Unidad Ciudadana, Macri sostuvo que “Argentina nunca va a volver al pasado”, tras subrayar que “el peronismo va a tener que ir por una gran renovación interna, el kirchnerismo seria ir al pasado y no hay chance de que eso pase”.

 

Campaña

 

El Presidente acompañó en las últimas dos semanas a la gobernadora, María Eugenia Vidal, en los recorridos bonaerenses. Visitaron juntos nueve distritos, concentrados en el Conurbano y enfocados en la obra pública. Este fin de semana, por su parte, será turno de nacionalizar la campaña y el Mandatario irá a festejar resultados tanto como a respaldar candidatos que en agosto sufrieron derrotas. Un diseño de campaña similar al de agosto.

 

La Rioja, San Luis y Mendoza, son las tres provincias –en ese orden– que Macri visitará entre hoy y el sábado. En el primero de los destinos apoyará al exministro de Defensa, Julio Martínez, que en las PASO cayó por más de ocho puntos contra el expresidente Carlos Saúl Menem,  que al momento de realizarse la elección, se encontraba impugnado por la Cámara Electoral (decisión luego revocada por la Corte Suprema). En San Luis, celebrará junto al peronista aliado Claudio Poggi la victoria que dejó abatido al gobernador Alberto Rodríguez Saá, de los mandatarios más enemistados con la administración de Cambiemos. Mientras que en Mendoza, donde gobierna el radical Alfredo Cornejo, se mostrará junto a Claudia Najul y Luis Petri, los candidatos del oficialismo.