El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 10°C
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 10°C
Impuesto

El proyecto de ley de la renta inesperada se debatirá la semana que viene en Diputados

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció el ingreso de la iniciativa del poder Ejecutivo al Parlamento a través de sus redes sociales

Congreso de la Nación.
Congreso de la Nación. Archivo.
08-06-2022
Compartir

El proyecto de ley para gravar la renta inesperada de las empresas con ganancias extraordinarias, que prevé el pago adicional de una alícuota del 15% por única vez, ya tiene estado parlamentario y la Camára de Diputados comenzará a debatirla la semana que viene en comisión.

El anuncio oficial lo realizó el ministro de Economía, Martín Guzmán, a través de su cuenta de Twitter: “Es una iniciativa que busca reducir las injusticias distributivas que el impacto de la guerra en Ucrania genera sobre los precios en nuestra sociedad”.

La iniciativa, de sólo tres artículos, propone la modificación excepcional de la ley que regula el Impuesto a las Ganancias, sumando una alícuota adicional que se cobrará, por única vez, sobre aquellas actividades que hayan registrado una renta inesperada producto de la suba de los precios en el nuevo contexto internacional.

El presidente Alberto Fernández y el titular del Palacio de Hacienda anunciaron el lunes los lineamientos centrales del proyecto que, en el caso de aprobarse en el Congreso, se aplicará por única vez y afectará a un reducido número de empresas que mejoraron sus balances con el viento de cola de los precios internacionales.

De hecho, el Presidente y el ministro defendieron ayer la iniciativa oficial en el Foro de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) que nuclea a los empresarios más poderosos del país.

El jefe del Estado reclamó a los empresarios "responsabilidad en un contexto de guerra" y destacó la necesidad de "reglamentar adecuadamente la distribución del ingreso", ya que "un número muy importante de argentinos no han logrado captar las "ganancias que se están dando".

Desde Economía estimaron que con los precios internacionales actuales es posible que alrededor de 350 empresas se encuentren dentro de los parámetros contemplados en la iniciativa y, haciendo un cálculo "conservador", consideraron que la recaudación por este concepto rondaría los US$ 1.000 millones. Además remarcaron la motivación "redistributiva" de la iniciativa, con el objetivo de búsqueda de equidad entre los distintos sectores de la sociedad frente al shock externo que genera ganancias extraordinarias.

De acuerdo al proyecto, los sujetos alcanzados por este gravamen deberán abonar una alícuota adicional del 15% por única vez. Según el texto, quedan alcanzados en la medida en que se verifique, concurrentemente, el cumplimiento de los siguientes requisitos:

  • Que la ganancia neta imponible o el resultado contable ajustado por inflación, correspondientes al primer ejercicio cerrado a partir del primer día del mes inmediato siguiente al de la entrada en vigencia de este artículo sea, como mínimo, de $ 1.000 millones.
  • Que el resultado contable ajustado por inflación correspondiente al primer ejercicio cerrado a partir del primer día del mes inmediato siguiente al de la entrada en vigencia de este artículo resulte, como mínimo, superior al 10% del total de ingresos de ese período o un porcentaje igual o superior al 20% de aquel que representó en el ejercicio anterior.

"A los fines de los cálculos mencionados en este inciso, no debe considerarse, en ningún caso, al propio impuesto a las Ganancias y a los resultados provenientes de los ingresos o egresos extraordinarios que a esos fines indique la reglamentación”, se precisa en el texto.

Asimismo, en el artículo 2, el proyecto aclara que "las disposiciones de la presente ley comenzarán a regir el día de su publicación en el Boletín Oficial y resultarán de aplicación para el primer ejercicio cerrado entre el primer día del mes inmediato siguiente, inclusive, y el último día del décimo segundo mes inmediato siguiente, inclusive, a aquella fecha".

El presidente del bloque de diputados del Frente de Todos, Germán Martínez, adelantó que el proyecto de ley comenzará a debatirse en comisión a partir de la semana próxima.

Por su parte, el titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Carlos Heller, sostuvo que el proyecto de ley para gravar la renta inesperada "es para unas pocas empresas". Además dijo que "parece muy difícil ponerse en contra de que la renta que se genere se distribuya de manera más equitativa".

Por su parte, el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, hoy que las grandes constructoras pagarían el nuevo impuesto sólo si las firmas aumentan sus márgenes o los mantienen altos, en 10% o más.

"Los fabricantes de cemento y las constructoras grandes pagarán renta inesperada sólo si aumentan sus márgenes (aumento de precios por encima de sus costos), o si mantienen altos márgenes (10% o más, definido por OCDE/G20 como "renta no rutinaria")", precisó Arias a través de su cuenta de Twitter.

De esta forma, Arias salió al cruce de los comentarios del diputado de Juntos por el Cambio, Martín Tetaz, quien también vía Twitter, había sugerido que las constructoras "deberían pagar impuestos como si se hubiesen beneficiado de la guerra", luego de haber arrojado resultados con despachos récord de cemento en mayo.

Arias, por su parte, agregó que unos "136 países, convocados por la OCDE y el G20 (que concentra a los países más desarrollados del mundo), acordaron el 10% del margen como "renta no rutinaria" y sujeta un esquema especial de imposición".

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés