El Economista - 70 años
Versión digital

vie 24 Jun

BUE 10°C
Versión digital

vie 24 Jun

BUE 10°C

Oportunidades y riesgos en la curva de bonos soberanos

04-06-2019
Compartir

Por Federico Filgueira socio de MAg Finanzas

Hoy en día, al analizar la curva soberana, vemos que existen distintas alternativas de inversión que deben ser analizadas con detenimiento antes de llamar al broker. Si bien existe el preconcepto de que los instrumentos de renta fija (por ejemplo, bonos) poseen menor riesgo que los instrumentos de renta variable (por ejemplo, acciones) y, por ende, los primeros otorgan una menor tasa de rentabilidad al inversor, es necesario tener presente diferentes cuestiones particulares.

En primer lugar, dicha definición es válida, sin ninguna excepción cuando hablamos de un mismo emisor. Por otra parte, ante una situación como la que vive nuestro país en la actualidad,un instrumento de renta fija puede llevar al inversor a obtener un importante retorno si juega las cartas adecuadas.

Si observamos la evolución del riesgo país y los rendimientos exigidos a dosbonos soberanos representativos como lo son el AO20 y el DICA, podemos destacar dos cuestiones cruciales a la hora de planear la estrategia de inversión.

Por un lado, el riesgo país presenta una tendencia alcista desde diciembre de 2017, la cual se acelera en 2019, dejando en evidencia el efecto elecciones. Con el riesgo país en niveles cercanos a los 1.000 puntos, frente los 500 puntos que mostró, en promedio, durante 2018, es inevitable tomar en consideración la oportunidad/amenaza que reviste tal situación.

Por otro lado, el castigo que han recibido los bonos cortos de la curva soberana deja en evidencia nuevamente que las elecciones están jugando un importante rol en el mercado de bonos. Si observamos el rendimiento exigido al AO20 a finales de diciembre de 2017 (en torno al 4%) y lo comparamos con el actual (prácticamente 19%), es claro que un recorte del castigo sufrido generaría una importante ganancia al inversor.

Adicionalmente, aquel inversor que quiera apostar a la curva soberana para obtener una ganancia capital (incremento de precio del título adquirido), no deberá dejar fuera de la ecuación a la duration (medida representativa de la sensibilidad del precio a cambios en el rendimiento exigido).

Al observar la información presentada es claro que, ante una reducción del riesgo país, el tramo corto debería ser el que recortaría sus rendimientos en mayor magnitud, habiendo recibido un castigo que duplica al evidenciado por el DICA. No obstante, debido a que la duration de este último es de 5, una reducción de 100 bps de la TIR de este bono generaría una ganancia de capital en torno al 5% (frente al 1% que entregaría el AO20 ante un mismo movimiento de TIR).

En resumen, el menú es variado y ello requiere que el comensal lo analice cuidadosamente antes de emitir la orden. Aquel inversor que tenga un apetito al riesgo acotado, mejor salga a “comer” dentro de unos días.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés