El Economista - 70 años
Versión digital

mie 22 May

BUE 12°C

Yellen, con el mensaje habitual

29 agosto de 2016

El esperado discurso de Janet Yellen en Jackson Hole no incluyó ningún anuncio relevante y tomó distancia de los debates sobre cambios más estructurales en la política monetaria como la posibilidad de elevar la meta de inflación.

La titular de la Reserva Federal sostuvo que los datos recientes sobre nivel de actividad, inflación y mercado de trabajo son argumentos para favorecer una suba de tasas. Una lectura clásica y previsible. A partir de ese mensaje, se ajustaron los pronósticos y ahora se le otorga el 61% de probabilidades a una suba de tasas en diciembre. Pero no antes, porque son mayoría los analistas de mercado que creen que habrá una sola suba este año.

Otras políticas Yellen dejó en claro que no se le puede pedir todo a la política monetaria porque no se la puede convertir en la única responsable de sacar a la economía global del bajo nivel de crecimiento que registra desde la crisis de 2008. A su juicio, también tienen que hacer su aporte el frente fiscal y las inversiones en infraestructura que son decisivas para que la economía crezca a tasas más altas.

La titular de la Fed considera que tiene las herramientas necesarias para lograr sus objetivos, que no es necesario buscar otros instrumentos, distintos a los que se han utilizado hasta ahora, y dejó en claro que no le ve ventajas de las tasas de interés negativas que establecieron otros bancos centrales.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés