El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 15°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 15°C

“Son el país del G20 al que menos le interesa su política exterior”

14-10-2016
Compartir

Ian Bremmer, número uno de Eurasia Group, fue uno de los oradores del segundo día del 52º Coloquio de IDEA. Unos minutos antes de exponer, dialogó con El Economista.

¿Qué probabilidades hay de que Donald Trump se imponga en las inminentes elecciones en Estados Unidos y qué efectos puede generar eso?

Las probabilidades hoy están cerca de 0% y creo que eso es un alivio para casi todos los países del mundo. Si llegara a ser Presidente, las alianzas de Estados Unidos se debilitarían, muchos países empezarían a buscar otras opciones y el dólar se desplomaría por la falta de confianza, y también Wall Street sentiría un fuerte impacto. A nivel interno, el Congreso limitaría enormemente lo que Trump podría llegar a hacer. Si hay una crisis, ahí sí, el Presidente podría ganar influencia y Estados Unidos podría convertirse en un sistema más autoritario.

¿Entonces qué pasará con Hillary Clinton y cómo imagina una Presidencia suya?

No pasará mucho. Lo bueno de Hillary es que ella, su marido y su potencial Gabinete son gente con mucha experiencia. Son expertos en política. No van a perder tiempo aprendiendo cómo se hacen las cosas en Washington. Dicho esto, Hillary es muy impopular y viene con serios cuestionamientos por parte de los republicanos. Como dije, es probable que los republicanos mantengan la Cámara de Representantes, va a estar muy polarizado el Congreso y va a tener que trabajar en un escenario global que es mucho más complicado para que los estadounidenses consigan lo que quieren. Si bien puede ser una Presidente competente, le va a costar ser una buena Presidente.

La economía global crece, pero siempre está la posibilidad de que haya un nuevo cimbronazo. En los últimos días, el riesgo fue el Deutsche Bank, pero también puede haber una crisis política. ¿Por dónde puede venir eso y a qué hay que estar atentos?

Corea del Norte se está convirtiendo en un riesgo creciente. Están llegando al punto en que pueden meter un arma nuclear en un misil balístico intercontinental (ICBM, en inglés) y enviarlo a la costa oeste de Estados Unidos. Los estadounidenses han comenzado a reaccionar y sancionar a las firmas chinas, y eso puede afectar la relación entre Estados Unidos y China en los próximos años. La inseguridad rusa y su intento de deslegitimar la elección estadounidense es otro. Recordemos que la relación con Rusia fue la política más fallida de Hillary cuando fue secretaria de Estado. Sin embargo, diría que el mayor riesgo es que muchos gobiernos y actores estatales en todo el mundo se está deslegitimando. Hablo de la inhabilidad de los gobiernos para lograr que se hagan las cosas tanto a nivel interno como externo.

¿A qué atribuye esto?

Es el G20 del que vengo hablando, es decir, el fin del orden mundial liderado solo por Estados Unidos. Estamos en una recesión geopolítica, y puede llegar a ser una depresión. No pasa mucho: la última vez que pasó fue en la Segunda Guerra Mundial. También lo atribuyo al crecimiento del populismo y la retracción de la globalización. Las clases trabajadoras del mundo desarrollado sienten que la globalización no los benefició, y ahora se oponen al establishment en Estados Unidos y Europa. Brexit, el mayor riesgo político desde el 9/11 de 2001, fue consecuencia de ello.

¿Cómo está viendo a Argentina en ese escenario y puede el país tener un rol regional o incluso global?

No pueden tener un rol regional o global menos importante que el que tuvieron con los Kirchner. Un tema que pasa aquí es que la política exterior les interesa a ustedes menos que cualquier otro país del G20. No saben ni qué hacer con sus diplomáticos hoy. Macri quiere insertar al país en la economía global y convertirla en un player más importante. Va a llevar tiempo, pero hay que avanzar en esa dirección. Creo que todos quieren que les vaya bien. No deben mirar solo a China. Es importante para financiar obras de infraestructura, pero si quieren ser una economía del Siglo XXI tiene que diversificar.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés