México y el FMI

El país refuerza su blindaje.

30-05-2016
Compartir

La ampliación de la línea de crédito del Fondo Monetario Internacional que recibió México el viernes pasado blindará mejor al país si sufre un ataque especulativo contra el peso, dijo Goldman Sachs en un informe.

“Esto da al banco central un poder de fuego adicional para intervenir en el mercado cambiario, en caso de ser necesario, sin temor de que al hacerlo dejaría al banco central con un nivel inadecuado de reservas”, dijo el banco de inversión estadounidense.

El viernes, el FMI y México anunciaron una extensión de la Línea de Crédito Flexible (LCF) a dos años del organismo con el país, a U$S 88.000 millones desde los 67.000 millones aprobados anteriormente.

Al conceder la extensión de la LCF, el organismo elogió la administración macroeconómica de México y su compromiso para fortalecer la resistencia macro contra las sacudidas externas.

“Con los U$S 177.000 millones que tiene en reservas internacionales, las autoridades ahora se benefician de un colchón grande de U$S 265.000 millones, equivalente a un cómodo 24% del PIB”, dijo Goldman Sachs.

El gobierno mexicano mencionó como uno de los motivos para pedir la LCF mejorada, por más que aseguró que no tiene intenciones de usarla, a la falta de certeza sobre los próximos pasos de la Reserva Federal estadounidense.

La actual postura preventiva del FMI con México contrasta con su enfoque durante los años ´90, cuando la ayuda del organismo llegó solo bajo la forma de un rescate posterior al estallido del “Efecto Tequila” de 1994-1995.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés