El Economista - 70 años
Versión digital

sab 18 May

BUE 10°C

Los republicanos se aferran al Congreso

17 agosto de 2016

Muchos líderes republicanos están preocupados porque consideran que una mala elección de Donald Trump les puede hacer perder el control del Congreso, o al menos del Senado. Ya tienen asumido que la Casa Blanca seguirá en manos demócratas pero quieren seguir mandando en el Capitolio.

Como consecuencia de la polarización política de los últimos años, el comportamiento de los votantes es cada vez más homogéneo y en 2012 sólo en 26 sobre 435 distritos ganaron distintos partidos en las elecciones presidenciales y en las legislativas. De todas maneras, en 2012 los republicanos ganaron en 226 distritos electorales ?más de la mitad? pese a que su candidato presidencial, Mitt Romney obtuvo 7 puntos menos que Barack Obama. En la actualidad, luego de las elecciones de medio término en 2014, los republicanos cuentan con 247 representantes y aun descontando que Trump hará una mala elección, es altamente improbable que los demócratas obtengan 30 bancas más de las que ya tienen y así volver a conducir la Cámara.

En el Senado los republicanos arriesgan mucho más y en el caso de perder 4 bancas, se quedarían sin la mayoría. Sin embargo, hay analistas muy reconocidos como Michael Barone que sostienen que la preocupación de los republicanos no tiene mucho fundamento porque los votantes van a discernir entre Trump y los candidatos a senadores republicanos. Pero, si el triunfo de Hillary es arrollador (algo que no ocurre desde 1984) todo puede cambiar.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés