El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

“Los nombramientos y la retórica no sugieren un Trump moderado”

23-11-2016
Compartir

Entrevista a Andrés Malamud

Desde Lisboa, el prestigioso politólogo argentino Andrés Malamud ofrece su opinión sobre los contornos de la presidencia de Donald Trump, que comienza el 20 de enero de 2017. Asimismo, explica porque el resultado del 8 de noviembre se festejó también en el Kremlin, porque fallaron las encuestas (algo que ocurrió también en otros casos recientes) y, obviamente, expresa cuál será el impacto en Argentina.

Donald Trump rompió todos los manuales politológicos y varios colegas suyos todavía siguen sin entender siquiera cómo hizo para conseguir la nominación del Partido Republicano. ¿Romperá también el Teorema de Baglini o terminará siendo sustancialmente más moderado de lo que fue en la campaña?

Quiero creer que el teorema se aplica, pero estoy cada vez más escéptico. Los nombramientos y declaraciones posteriores a la victoria no indican una moderación substantiva. Hace 70 años, la democracia cayó en todos lados excepto en EE.UU. y Gran Bretaña y, esta vez, el nacionalismo antiliberal acaba de ganar en los dos países. Todas las alertas son rojas.

El 8 de noviembre se festejó en la Trump Tower y dicen que en el Kremlin también. ¿Nos puede explicar por qué a Vladimir Putin le conviene tener a Trump en la Casa Blanca?

A Rusia, una potencia decadente en lo económico pero fuerte en lo militar, no le conviene un mundo con reglas e instituciones. Su poderío reside en la fuerza, no en abogados o comerciantes.

Mauricio Macri había hecho muy buenas migas con Barack Obama, que probablemente hubieran seguido con Hillary Clinton. ¿Ahora hay que volver a mirar hacia Oriente o todavía no es necesario?

Macri no dejó de mirar a Oriente sino que propuso un reequilibrio con Occidente. Pero sin EE.UU., la dependencia argentina de China aumentará, quiérase o no, para bien o para mal.

En Argentina, el Reino Unido, Colombia y recientemente en EE.UU. fallaron la mayoría de las encuestas. ¿Tiene alguna explicación?

No es mi área, pero la impresión es que el “voto bronca” prefiere atacar por sorpresa. En cualquier caso, en EEUU no fallaron a nivel nacional: Hillary ganó el voto popular por más de un millón de votos.

El “efecto Trump” en la economía de Argentina será, como dijera algún filósofo mendocino en una histórica madrugada, “no positivo”. Eso se monta sobra una economía a la cual ya le costaba crecer y vencer la inflación. Crece la probabilidad de que la economía que tenga Cambiemos en las elecciones de 2017 no sea tan buena. ¿Debería estar preocupado el Gobierno o puede ser competitivo electoralmente pese a eso?

Si Trump hace lo que promete, o sea enorme obra pública, EE.UU. importará capitales y exportará inflación. Para Argentina en particular, y para Occidente en general, eso será letal. La competitividad del Gobierno pasará a depender exclusivamente de factores políticos (tener buenos candidatos o una división del peronismo), y los antecedentes de semejante cosa en elecciones intermedias son poco favorables para el oficialismo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés