El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 May

BUE 10°C

Líderes reunidos en la COP22 desafían a Donald Trump

16 noviembre de 2016

El Secretario General de la ONU Ban Ki-moon trató de dejar en claro que la pulseada por revertir el cambio climático no admite retrocesos. “Lo que alguna vez fue impensable ahora es imparable”, dijo en el discurso principal de la Conferencia sobre Cambio Climático (COP22), que se está desarrollando en Marrueco, haciendo referencia al acuerdo ratificado por 109 países para mitigar y adaptarse al calentamiento global .

El fantasma del Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, atravesó el encuentro en el país norafricano y puso en guardia a los principales impulsores del Acuerdo de París. El presidente francés, François Hollande, otro de los artífices del pacto, se refirió directamente a la posibilidad de que ahora el país del norte abandone sus obligaciones. “Estados Unidos, el mayor poder económico del mundo y el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero, debe respetar los compromisos que ha asumido”, dijo el mandatario frente a representantes de casi 200 gobiernos. Y agregó: “La inacción sería desastrosa para las generaciones futuras y sería peligrosa para la paz”.

El actual jefe del Departamento de Cambio Climático de Estados Unidos, Jonathan Pershing, también le envió un mensaje al Presidente electo. En declaraciones a la prensa dijo: “No actuar contra el cambio climático no es una opción, y no hacerlo sería ir contra los mercados y tendría graves consecuencias económicas”.

Todavía no se sabe si Trump cumplirá con la amenaza de salir del acuerdo de Paris o si optará, quizás, por cerrar la financiación de las acciones ligadas a la reconversión de los combustibles fósiles a las energías renovables. Por ahora, los mercados le creyeron a las promesas al nuevo Presidente estadounidense: las acciones de las empresas de carbón se dispararon en Wall Street y las de energías renovables tuvieron una débil performance. Pocos creen que Trump avance con el plan de Barack Obama de reducir las emisiones entre 26% y 28%.

Olas de calor, inundaciones, sequías, eventos extremos del clima. Todo esto es negado por Trump, quien alifica al cambio climático como una mentira y promete aumentar la producción y utilización de los combustibles fósiles. Sin embargo, los últimos reportes ratifican los efectos devastadores del calentamiento global. El 2016 está por convertirse en el más cálido desde que se tienen registros.

La agencia de la ONU para el clima (WMO, por sus siglas en inglés) aseguró que este año superará el récord que ya ostenta el 2015. Los datos preliminares revelan que será 1,2 grados centígrados más caluroso que los niveles preindustriales. Las temperaturas globales de los primeros nueve meses superaron en 0.88 grados a la media de los años comprendidos entre 1961 y 1990. Dieciséis de los diecisiete años más calurosos registrados se han producido en este siglo. El otro fue en 1998.

Lejos de todavía ver una mejora, la WMO anunció que las concentraciones de los principales gases de efecto invernadero en la atmósfera siguen en aumento. El hielo marino del Artico se mantuvo en niveles muy bajos y la capa de hielo de Groenlandia se derritió antes de lo habitual.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés