El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 19°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 19°C

La Fed subirá la tasa en diciembre (y Trump "no está feliz")

28-11-2018
Compartir

En su próxima reunión, los días 18 y 19 de diciembre, la Reserva Federal de Estados Unidos subirá la tasa de interés en cuarto de punto y la llevará a un rango entre 2,25% y 2,50%. De esa manera, 2018 cerraría con cuatro subas, una por trimestre. Pero no hay certezas sobre lo que pueda ocurrir en 2019. La Fed tiene, en principio, previstas tres subas pero muchos analistas sostienen que serán sólo dos (una buena noticia para los emergentes) y casi nadie piensa que puede haber cuatro como se barajó en algún momento. Con dos suba más de un cuarto de punto, la tasa se acercaría a un nivel de 2,75%/3,0% que muchos consideran neutral, es decir que ni frena ni acelera el crecimiento de la economía.

Encontrar el equilibrio es el gran desafío de la Fed porque si sube mucho la tasa se puede desacelerar la actividad económica pero si se demora en hacerlo, puede trepar la inflación. En este contexto, hay indicios de que la Fed comenzará a decidir su política monetaria basándose en los indicadores económicos más recientes y no tanto en su visión sobre el mediano plazo.

El debate sobre el rumbo de las tasas tiene también un fuerte contenido político porque Donald Trump ha cuestionado en varias oportunidades las subas dispuestas por la Fed al considerarlas innecesarias dado el bajo nivel de la inflación. Más aún, según el diario The Wall Street Journal, Trump está enojado con el secretario del Tesoro Steve Mnuchin por haberle sugerido designar a Jerome Powell presidente de la Fed.

El jueves se conocerá el índice de precios de los gastos en consumos personales de octubre que mostraría una suba de 1,9% en la inflación núcleo con relación al mismo mes del año pasado, es decir que se ubicará por debajo de la meta del 2% de la Fed. El vicepresidente de la entidad monetaria, Richard Clarida, señaló ayer que los ajustes graduales continuarán pero también reconoció que la inflación está controlada. Otro punto a favor de los que sostienen que el ciclo alcista de las tasas debe moderarse es la desaceleración del nivel de actividad. Los motivos son el menor crecimiento global, la pérdida de dinamismo del sector exportador por la valorización del dólar y la propia suba de las tasas que afecta a varios sectores, en particular al inmobiliario.

A su vez, el conflicto comercial con China es otro factor de incertidumbre. En este contexto, el PIB crecería 2,5% en el cuarto trimestre del año luego de haberlo hecho a 4,2% y 3,5% en el segundo y tercero, respectivamente. El sostén de la actividad sigue siendo el consumo mientras que las inversiones del sector privado no están respondiendo como se esperaba luego de la rebaja de impuestos. A su vez, la institución privada Conference Board informó ayer que la confianza de los consumidores pasó de un nivel de 137,9 puntos en octubre a 135,7 puntos en noviembre aunque se mantiene en niveles muy altos.

Hoy hablará Powell en Nueva York y en un momento en el cual los inversores están particularmente interesados en escucharlo. Algo que podrán hacer con más frecuencia porque a partir de 2019, dará una conferencia de prensa al término de cada reunión de la Fed y no sólo de algunas de ellas, como ocurrió hasta ahora.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés