El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 21°C

Hasta el FBI se metió en la campaña electoral

31 octubre de 2016

La campaña electoral de Estados Unidos se vio sacudida el viernes cuando el director del FBI le comunicó a legisladores de ambos partidos que se habían encontrado nuevos mails que podrían estar conectados a la investigación sobre el comportamiento de Hillary Clinton que habría usado su cuenta personal mientras se desempeñaba como secretaria de Estado. En julio, el FBI había criticado el proceder de Hillary pero decidió que no había motivos suficientes para hacerle cargos. Pero ahora se abre un interrogante sobre cómo seguirá ese proceso sobre el cual no hay antecedentes porque nunca se había llegado a un situación similar a pocos días de las elecciones presidenciales. Más aún, podría decirse que se produce en medio del proceso electoral porque hay quienes están votando (se estima que ya lo han hecho 17 millones de personas). En las próximas horas se conocerán encuestas en las cuales se podrá tener una idea más precisa sobre el impacto en la intención de voto de esta nueva instancia de investigación del FBI. Para Donald Trump, su gravedad es equivalente a la de Water gate mientras que para Hillary Clinton, no tendrá influencia porque su efecto electoral ya está descontado.

Mientras tanto, algunos sondeos conocidos el fin de semana entusiasmaron a los republicanos. La encuesta de ABC/Washington Post le otorga una ventaja de sólo 2 puntos a Hillary sobre Trump en el voto nacional. De todas maneras, en el promedio de encuestas que realiza RealClear- Politics todavía mantiene una diferencia a su favor de 4,3%. En cualquier caso, la gran ventaja de Hillary está concentrada en el Colegio Electoral y no tanto en la cantidad de votos en todo el país donde las diferencias no han sido significativas en ninguna de las últimas elecciones. Hillarry se está imponiendo en casi todos los estados considerados decisivos e incluso ha abierto a la competencia en algunos que eran reconocidos como bastiones republicanos. Si Trump no logra imponerse en varios de ellos, sus chances seguirán siendo lejanas como hasta ahora.

Por eso, la mejor noticia que recibió la campaña de Trump fueron las encuestas que lo dan ganador en Florida. Otras todavía le da una ventaja a Hillary por lo cual hay una situación de empate luego de varios meses de liderazgo de la candidata demócrata. De todas maneras, siquiera ganando Florida, Trump tiene chances.

Los estrategas republicanos esperan que la investigación del FBI deteriore la imagen de Hillary y les permita acercarse en algunos distritos clave gracias al apoyo de los indecisos. Es curioso, que a lo largo de una campaña en la que siempre estuvo al frente, Hillary no logre disipar muchas de las dudas que hay sobre su persona y por eso nunca logró convertirse en una buena candidata. Ocurre que no es fácil cambiar la percepción sobre una figura pública que está en el centro del escenario político nacional desde hace décadas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés