El Economista - 73 años
Versión digital

jue 18 Jul

BUE 9°C
Tensión

El Banco de Inglaterra mantuvo la tasa de interés

La decisión produjo una devaluación de 0,8% de la libra.

Las tasas de interés se mantendrán en niveles reales más elevados que durante los últimos años hasta tanto se reduzca aún más la inflación.
Las tasas de interés se mantendrán en niveles reales más elevados que durante los últimos años hasta tanto se reduzca aún más la inflación.
21 septiembre de 2023

Por primera vez desde noviembre de 2021 el Banco de Inglaterra no subió la tasa de interés y la dejó en 5,25%. La decisión fue consecuencia de una baja de la tasa de inflación en agosto, en particular de la subyacente. La decisión produjo una devaluación de 0,8% de la libra.

Los bancos centrales en los últimos días se dividen entre los que subieron las tasas en 25 puntos básicos, los que no hicieron cambios y aquellos que la bajaron. Pero en todos los casos, los ciclos alcistas de la tasa de interés están llegando a su fin.

  • La semana pasada subió la tasa el Banco Central Europeo y este jueves lo hicieron los bancos de Noruega y Suecia mientras que, sorpresivamente, el de Suiza no hizo cambios.

El miércoles, la Reserva Federal no tocó la tasa, pero dejó la puerta abierta para hacer una suba antes de fin de año. 

El mismo día Brasil recortó la tasa Selic en 50 puntos básicos y la seguirá bajando en sus próximas reuniones. En la región, México mantiene la tasa estable, pero Chile y Uruguay la están recortando.

Se presentan distintas situaciones, pero con dos tendencias definidas en la mayoría de los países: la parte más intensa del apretón monetario quedó definitivamente atrás, pero las tasas de interés se mantendrán en niveles reales más elevados que durante los últimos años hasta tanto se reduzca aún más la inflación.

En la mayoría de los países la inflación se está desacelerando, pero más lentamente de lo que se esperaba y por lo tanto están lejos de cumplir con las metas.  

De todas maneras, la política monetaria tiene un mayor margen para moverse porque los niveles de actividad no logran recuperarse plenamente y la OCDE prevé que el PIB global crezca 2,7% en 2024, por debajo del 3% que se espera para este año.          

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés