El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 13°C

Dilma se defenderá hoy ante el Senado

El PT, con Lula a la cabeza, se movilizará frente a la posibilidad de dejar el poder luego de casi catorce años.

29 agosto de 2016

Hoy, durante media hora, Dilma Rousseff tendrá la oportunidad de hacer su descargo ante el Senado. Será el momento de mayor tensión de un juicio político, que según todos los analistas, tiene un resultado definido y se conocerá pasado mañana. La destitución requiere el voto de al menos 54 de los 81 senadores pero todo indica que se superará ese número. Por lo tanto Dilma será desplazada y Michel Temer completará su mandato hasta el 1º de enero de 2019. Para el PT será un momento difícil porque dejará el poder luego de casi 14 años y por eso muchos de sus militantes y representantes de la central de trabajadores y de organizaciones sociales se movilizarán en defensa de Dilma. El propio Lula afirmó que estará presente cuando su sucesora pronuncie su discurso. Las sesiones realizadas hasta ahora fueron bastante tumultuosas con fuertes acusaciones cruzadas entre los legisladores y se supone que hoy esas conductas se exacerbarán sobre todo en la parte en la cual los senadores podrán hacerle preguntas a Rousseff.

Mientras tanto, Temer sigue delineando los próximos pasos de su gestión dando por descontado que será el presidente durante los próximos 28 meses. Una de sus primeras iniciativas será la reforma fiscal que se debatirá en el Congreso durante las próximas semanas. Muchos economistas sostienen que si no se corrige la tendencia estructural al crecimiento del gasto público, en buena medida como consecuencia del sistema jubilatorio, la economía brasileña será muy difícil de manejar. Otra reforma importante es la referida a los planes sociales a los que se le pretende dar un sesgo menos asistencialista. Pero se trata de un capítulo muy delicado porque la sociedad estará atenta a que los cambios que se realicen no constituyan un retroceso en las políticas sociales que puso en marcha el PT en los últimos años.

Pero el mayor aporte a la consolidación del gobierno de Temer que arranca con baja popularidad puede provenir del lado de la economía. Luego de dos años de fuerte recesión, la caída de la actividad se está moderando y en 2017 podría volver el crecimiento aunque a tasas muy moderadas. A su vez, la inflación se ubicaría ligeramente por encima del 5% y el dólar no superaría los 3,50 reales a fines de 2016 porque se prevé un importante ingreso de capitales. Y todo eso se refleja en una mayor confianza de los consumidores.

Mientras tanto, los mercados financieros recibirán con entusiasmo la destitución de Dilma pero cualquier salto en las cotizaciones será transitorio porque hace semanas que se anticiparon a ese resultado. Por eso el real fue la moneda que más se revalorizó contra el dólar durante este año y la de San Pablo fue la Bolsa que más subió en dólares en el mundo. Finalmente quedará por saber cuál es el impacto que puede tener sobre la marcha de la economía, la resolución del juicio a Dilma que concentró la atención pública en los últimos meses.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés