El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 18°C

Derrame de petróleo en las playas de Brasil: Bolsonaro advirtió que "lo peor está por venir"

04 noviembre de 2019

Un misterioso derrame de petróleo está devastando la costa nordeste de Brasil desde hace dos meses, matando a las tortugas marinas, ballenas, limitando la pesca y ensuciando la arena con grumos de la sustancia cruda. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que el derrame es una catástrofe "criminal" y advirtió de que "lo peor está por venir".

Las autoridades aún no han podido identificar su fuente aunque sospechan de un barco griego y también de Venezuela.

El ministro de Energía de Brasil, Bento Albuquerque, señaló que es probable que el petróleo provenga de un barco con fugas y que sus características sean similares al crudo pesado venezolano, pero eso no necesariamente indica que Venezuela sea la fuente. La compañía petrolera estatal de Venezuela no ha aceptado ninguna responsabilidad por el tema.

El CEO de Petrobras, Roberto Castello Branco, dijo que el derrame puede ser el resultado de un accidente o acto criminal, y el presidente Jair Bolsonaro dice directamente que el acto fue criminal.

"Lo que llegó hasta ahora y fue recogido es una pequeña cantidad de lo que fue derramado. Lo peor está por venir, no sé si en la costa de Brasil, aunque todo indica que las corrientes fueron hacia la costa", aseguró Bolsonaro, sin precisar mayores detalles, en una entrevista con TV Record.

Desde el 2 de septiembre, unas 4.000 toneladas de petróleo llegaron a 314 playas de los nueve estados de la región nordeste de Brasil, que atrae a miles de turistas todos los años por sus aguas transparentes, arena fina y rica biodiversidad.

El mandatario insistió en que "una catástrofe mucho mayor se avecina" por causa de ese derrame de petróleo, que "todo indica que fue criminal".

En tanto, la Policía Federal investiga a un buque de bandera griega, llamado Bouboulina, propiedad de la empresa Delta Tankers LTD y cargado con petróleo venezolano, como el presunto responsable del que ha sido calificado como el "mayor desastre ecológico" de la historia en la costa brasileña, señaló la agencia EFE.

Según Bolsonaro, "todos los indicios" apuntan a ese petrolero griego, aunque la compañía dueña del barco lo niega.

Las pesquisas indican que el derramamiento de crudo, del que aún se desconoce si fue accidental o intencionado, ocurrió a unos 700 kilómetros de la costa brasileña "entre los días 28 y 29 de julio".

El viernes, agentes policiales realizaron una serie de allanamientos a direcciones de Río de Janeiro que pertenecen a una empresa que estaría vinculada con el barco de bandera griega.

Este fin de semana, la Marina encontró manchas de petróleo en una de las islas del archipiélago de Abrolhos, considerado como la mayor cuna de ballenas jorobadas del Atlántico Sur.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés