El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 15°C
Entrevista

Basáñez, ex embajador mexicano en EE.UU.: "Para México, la mejor situación sería la continuidad de Biden"

De cara a las elecciones presidenciales de México, El Economista dialogó en exclusiva con Miguel Basáñez Ebergenyi, exembajador de México ante EE.UU. entre 2015 y 2016

Basáñez, ex embajador mexicano en EE.UU.: "Para México, la mejor situación sería la continuidad de Biden"
30 mayo de 2024

Este 2 de junio, más de 90 millones de personas estarán habilitadas en México para participar de las elecciones presidenciales, en las que también se elegirán más de 20.000 cargos locales, estatales y para el Congreso.

Teniendo en cuenta que México es una de las principales economías de América Latina, los comicios tienen gran importancia a nivel regional.

Sin embargo, también se destacan porque, por primera vez, el país latinoamericano tendrá a una mujer como presidenta: aunque hay varios candidatos, son Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez quienes tienen chances reales de llegar al poder. 

Como el presidente Andrés Manuel López Obrador no tiene permitido ir en busca de su reelección, el mandatario ha respaldado a la candidata del partido Morena, Sheinbaum, quien promete continuar con la agenda del oficialismo.

Según los sondeos, Sheinbaum, física de profesión, llega a sacarle más de 20 puntos de distancia a Gálvez, una crítica del gobierno de López Obrador.

La candidata del oficialismo se ha visto beneficiada de los altos índices de aprobación de López Obrador. Pero, teniendo en cuenta que el voto no es obligatorio en México, Gálvez, exsenadora y empresaria tecnológica, se mantiene a la expectativa, ya que la participación será un factor clave a la hora de definir los comicios. 

Más allá de la cuestión interna, las elecciones son muy importantes si se tiene en cuenta que la ganadora compartirá casi todo su mandato con el presidente de EE.UU., en donde hay elecciones el 5 de noviembre, como con Javier Milei, quien asumió en diciembre.

Intentando profundizar en estas cuestiones, El Economista dialogó en exclusiva con Miguel Basáñez Ebergenyi, exembajador de México ante EE.UU. (2015-2016), quien recientemente publicó el libro ¿Quién manda en México?.

mb 2015-07
Miguel Basáñez Ebergenyi

-Teniendo en cuenta la amplia ventaja que Sheinbaum lleva en las encuestas, ¿qué explicaría que el electorado apueste por una continuidad del proyecto de AMLO? 

Le atribuyo una parte muy importante de eso a la estructura social de México:  tenemos un 25 % de campesinos, el siguiente 25 % son obreros de la industria y el siguiente 35 % son los trabajadores de las ciudades en servicios. 

Con esos tres segmentos de población, ya tenemos al 85 % del segmento trabajadores de México. Nos queda otro 15 %, que es básicamente la población que tiene estudios universitarios y que compone la clase media, de los cuales el 2,5 % sería el estrato dirigente.

Por lo tanto, la clase media mexicana sería del 12,5 %, lo que equivale a un octavo de la población. Ese octavo de la población es muy entusiasta de la candidata de oposición Gálvez, que es una mujer muy simpática, con una trayectoria de vida muy atractiva.

Sin dudas, el perfil de Gálvez es lo que preocupó a Morena, porque tiene material para atraer a una porción del electorado. Sin embargo, esa porción no es suficientemente grande. 

Todas las encuestadoras de seriedad coinciden en que hay una diferencia de entre 17 y 24 puntos de ventaja de Sheinbaum sobre Gálvez y, aunque cada parte trata de convencer a sus seguidores de que están mejor posicionados, la situación es que el oficialismo parte con la delantera. 

claudia sheinbaum
Claudia Sheinbaum

-¿Cuál es la actual situación del narcotráfico en México? Según su último libro, casi uno de cada cuatro mexicanos cree que son los carteles los que tienen el poder en el país. 

En septiembre, realicé una encuesta en la que el 41 % consideró que el presidente de México es quien tiene el poder en el país, mientras que otro 24 % dijo que es el crimen organizado.

Esta encuesta la repliqué hace algunas semanas y, nuevamente, se repitió la cifra en cuanto al crimen organizado. 

Sin dudas, es un porcentaje muy elevado, ya que el otro 15 % de los encuestados dijo que no sabía quién tiene el poder en México, mientras que otro 7 % dijo Morena y el otro 7 % la propia población. Además, un 5% cree que el "dinero", es decir, los empresarios y los ricos, son los que tienen el poder.

Las diferencias son muy grandes. Consideramos que ese 24 % refleja la opinión de la gente que vive en las regiones del país donde estos grupos tienen una presencia dominante. 

Si esta interpretación provisional que estamos encontrando es real, nos ayudará a medir si el crimen empieza a reducirse o continúa aumentando; pero sin duda es el problema número uno que tiene México.

Y es principalmente difícil de resolver porque los principales socios del crimen organizado están en Estados Unidos, como los grandes consorcios de lavado de dinero, de fabricación de armas o las farmacéuticas.

Estos tres grupos son tan poderosos que ni el presidente de Estados Unidos puede con ellos. 

-Ya ha quedado más que claro que AMLO y Milei no tienen un buen vínculo. Pero, teniendo en cuenta que un nuevo mandatario asumirá en México, ¿cree que la relación bilateral mejorará? 

Viendo el comportamiento de Milei en su visita a España, se confirma que tiene un perfil muy agresivo, parecido al de Trump. Por su parte, AMLO tampoco es una persona que esté muy alejada de este tipo de perfil.

Pero Sheinbaum es una científica doctorada en Ingeniería, con importantes estudios en el extranjero. Por lo tanto, se espera que su comportamiento sea mucho más respetuoso y moderado.

De todas formas, no deja de ser una mujer de izquierda y Milei, un representante de la derecha. 

Tendremos que esperar y ver si se mantiene en una posición respetuosa de Milei, lo que probablemente hará que México asuma la misma posición.

milei amlo
 

-De cara a las elecciones en EE.UU., ¿para México sería más conveniente la reelección de Joe Biden o la vuelta al poder de Donald Trump? 

Tradicionalmente, la relación de México con los presidentes americanos era mejor con los republicanos que con los demócratas.

La razón de eso es que los presidentes republicanos cuidaban más los intereses de negocios de EE.UU., que, a su vez, estaban más alineados con los intereses de negocios de México.

Además, los presidentes republicanos entendían que EE.UU. necesitaba la mano de obra migratoria; pero, por las presiones internas, no podían ser muy explícitos sobre cómo regular la situación. Por ello, terminaban haciendo la vista gorda.

Sin embargo, después de la crisis mundial de 2008, millones de personas se quedaron sin empleo, sin ahorros y sin casas. Y esto cambió lo que había sido la relación tradicional de los partidos americanos con México, porque en los partidos demócratas, mucho más cerca de los sindicatos, tenían tradicionalmente que estar cuidando a la mano de obra local y rechazar a los migrantes.

Después de la crisis, esto se invirtió y ahora es el Partido Republicano el que se opone a la inmigración, lo cual se volvió aún más complicado con Trump.

Dicho todo esto, a México le ha ido muy bien durante los cuatro años de Trump, aunque no tanto por él, sino por las agresiones del expresidente a China, que hicieron que México saliera económicamente beneficiado de la guerra comercial.

Me tocó estar de embajador con Obama y Biden como vicepresidente. Lo que puedo decir es que son unas personas excelentes en términos de su preparación y de su formación, entendiendo perfectamente cuáles son los problemas del papel de EE.UU. en el mundo.

Por su parte, con Trump era todo lo contrario, ya que parece que estabas en un jardín de niños muchas veces. 

Creo que, para México, la mejor situación sería la continuidad de Biden en el poder. Pero, si Trump vuelve al poder y se pelea más fuerte con China, México también se verá beneficiado.

trump amlo
AMLO y Trump

-Según las últimas encuestas, Biden ha acortado significativamente la distancia respecto a Trump. ¿Quién cree que tiene más posibilidades de imponerse? 

En primer lugar, lo que Biden tiene a su favor es que la economía está mejorando y, aunque el mérito no se le atribuye directamente a Biden, la realidad es que el elector estará mucho más tranquilo de su situación a la hora de pensar en un candidato. 

Además, el Partido Demócrata tiene una carta que, en su momento, podría jugar y es la de presentar como candidata a la vicepresidencia a Michelle Obama. Esto también le daría gran tranquilidad al electorado por dos cuestiones: primero, por su carisma y su inteligencia, y el cariño que ella genera.

Y, en segundo lugar, porque los estadounidenses han estado preocupados por la elevada edad de Biden. Esa preocupación desaparecería con la selección de Obama, ya que, si el presidente se enfermara o algo peor, habría una excelente sustituta que entraría de forma automática al poder.

Creo que hay buenos indicios para pensar que la reelección de Biden es probable.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés